Quantcast

Exteriores multiplicará por 12 las aportaciones voluntarias a organismos internacionales

El Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación multiplicará por 12 sus contribuciones voluntarias a organizaciones internacionales, que ascenderán a 39,2 millones de euros -desde 3,2 millones en 2020-.

Según ha explicado la secretaria de Estado de Asuntos Exteriores y para Iberoamérica y el Caribe, el objetivo de este aumento es doble: reforzar el multilateralismo como única forma de afrontar los retos futuros y apoyar la política de cooperación al desarrollo.

La mayor parte de este importe adicional, 35 millones de euros, procederá de una reducción de la partida destinada a operaciones de mantenimiento de la paz de la ONU, que disminuye en 40 millones.

Ello es así en parte por el cierre de dos de ellas, las de Liberia y Costa de Marfil; en parte por el tipo de cambio que es favorable al euro, y en parte “porque lamentablemente hay menos multilateralismo” y el Consejo de Seguridad “no ha sido capaz de acordar nuevas misiones”.

En una comparecencia en la Comisión de Exteriores del Congreso, los portavoces -Ciudadanos, Unidas Podemos, ERC- han reclamado a Gallach más detalles sobre los organismos multilaterales que recibirán estos fondos y sobre cómo se medirá su eficacia.

La responsable solo ha dicho que se asignarán en función de las necesidades y teniendo en cuenta “que pueda ser contabilizado también como ayuda oficial al desarrollo” con el objetivo de que ésta alcance el 0,25 por ciento de la Renta Nacional Bruta en 2021 y el 0,5 por ciento al final de la legislatura.

Con todo, el grueso del presupuesto de la Secretaría de Estado -capítulo de personal aparte- corresponde a las contribuciones obligatorias a los organismos internacionales, que se derivan de la mera pertenencia de España a estos organismos. Estas aportaciones sumarán 386 millones de euros en 2021, de los que 170 son para operaciones de mantenimiento de la paz.

Sin embargo, Gallach ha subrayado que estas contribuciones, que España paga “pronto y con diligencia” para no contribuir a la “fragilidad del sistema multilareral”, son insuficientes. Según ha dicho, sufragan “el funcionamiento estructural” de las organizaciones, pero la realidad es que “los proyectos se financian con contribuciones voluntarias”.

“El Programa Mundial de Alimentos da de comer a millones de personas con contribuciones voluntarias, o UNRWA ayuda a los refugiados palestinos desde hace décadas y mantiene los hospitales y las escuelas con contribuciones voluntarias”, ha argumentado.

La Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ), la Unión por el Mediterráneo, la Organización Internacional de las Migraciones (OIM) o ACNUR son otros organismos que recibirán contribuciones voluntarias.

Así, con estos presupuestos, la secretaría de Estado pretende “tener una acción exterior mucho más visible” y “afianzar” la posición de España en la ONU profundizando los trabajos en áreas que ya son “señas de identidad” de la acción española.

Son las áreas de Mujer, Paz y Seguridad o, lucha contra el terrorismo y protección de las víctimas, lucha contra el cambio climático y protección del medio ambiente y la biodiversidad, refuerzo del sistema de salud global, aplicación de los Pactos Mundiales sobre Refugiados y sobre Migración Segura y lanzamiento de una Estrategia Nacional de Diplomacia Humanitaria.

Ha mencionado también las prioridades en materia de derechos humanos y el compromiso con el Consejo de Europa, que tiene “un papel fundamental en la defensa y consolidación de la democracia y los derechos humanos”. Ese compromiso se apreciará también en las contribuciones voluntarias.

SUBVENCIONES A ONG DE DERECHOS HUMANOS

De los 40 millones ‘ahorrados’ en misione de paz, otros 5 millones se traspasarán a la Subsecretaría para fortalecer la gestión de los fondos europeos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, especialmente para la digitalización de nuestro servicio exterior.

Por último, otros 300.000 euros serán para incrementar la partida destinada a subvenciones para la defensa y protección de derechos humanos, de manera que las subvenciones a ONGs dedicadas a trabajar en este ámbito aumentan hasta 500.000 euros.

Según ha explicado Gallach, contribuciones voluntarias y obligatorias a organismos internacionales suman un 99 por ciento del presupuesto de su Secretaría de Estado, gastos de personal aparte, que asciende a 427,2 millones de euros, 5 millones menos que en el presupuesto prorrogado de 2020.

Eso sí, a los gastos de personal se han referido los portavoces de Vox y también del PP, que ha criticado el aumento del 18 por ciento en altos cargos en la situación actual que vive España. Gallach ha asegurado que no hay tal aumento en su Secretaría de Estado y ha dejado la respuesta sobre los aspectos de funcionamiento del Ministerio a la subsecretaria.

El ‘popular’ Eloy Suárez también ha alertado contra las partidas discrecionales “conociendo el sectarismo del Gobierno” y, desde Vox, Carlos Fernández Roca, además de cargar duramente contra todo el proyecto de Presupuestos, ha criticado la “Agenda ideológica 2030” Gallach le ha replicado que ésta fue adoptada en 2015 por más de 190 países de todo el espectro ideológico y que, por lo tanto, apela y compromete a todo el mundo.

Comentarios de Facebook