Quantcast

Estados Unidos intensifica las presiones sobre el gigante chino Huawei y añade a la lista negra a otras filiales de la compañía

WASHINGTON, 17 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Estados Unidos ha intensificado las presiones sobre el fabricante chino de telecomunicaciones Huawei al ampliar el alcance de las restricciones aplicadas al acceso de la compañía asiática a la producción y suministro de microprocesadores, además de añadir a otras 38 filiales de Huawei a la ‘lista negra’ de empresas con acceso restringido a tecnología y software estadounidense.

“La Administración Trump considera que Huawei es un brazo del Estado de vigilancia del Partido Comunista Chino (PCC) y hemos tomado medidas en consecuencia”, ha señalado en un comunicado el secretario de Estado de Estados Unidos, Michael Pompeo, quien ha indicado que las decisiones adoptadas respecto de la compañía china buscan “proteger la seguridad nacional de los Estados Unidos, la privacidad de los ciudadanos y la integridad de la infraestructura 5G de la influencia maliciosa de Pekín”.

De este modo, el Departamento de Estado ha expresado su firme apoyo a la ampliación de las restricciones aplicadas a Huawei por parte del Departamento de Comercio, que evitará que Huawei esquive las leyes de estadounidenses a través de la producción y el suministro de chips producidos con herramientas adquiridas a Estados Unidos, después de que la compañía china haya intentado “evadir continuamente” el veto más limitado implementado desde el pasado mes de mayo.

La Oficina de Industria y Seguridad (BIS) del Departamento de Comercio de EEUU ha anunciado este lunes la ampliación de las restricciones a Huawei Technologies y sus filiales fuera de Estados Unidos para incluir también los artículos producidos en el país y en el extranjero a partir de tecnología y software estadounidenses.

Además, ha agregado a otras 38 filiales de Huawei a la lista de entidades a las que se les exige el requisito de contar con una licencia para todos los artículos sujetos a las regulación de exportaciones e impuso requisitos de licencia para cualquier transacción que involucre artículos sujetos a la jurisdicción de control de exportaciones cuando Huawei actúe como comprador, usuario intermedio o final.

“Estas acciones, con vigencia inmediata, pretenden evitar los intentos de Huawei de eludir los controles de exportación por parte de EEUU para obtener componentes electrónicos desarrollados o producidos con tecnología estadounidense”, ha explicado el Departamento de Comercio.

“Huawei y sus filiales extranjeras han ampliado sus esfuerzos para obtener semiconductores avanzados desarrollados o producidos a partir de software y tecnología de EEUU con el fin de cumplir con los objetivos políticos del Partido Comunista de China”, ha afirmado el secretario de Comercio de EEUU, Wilbur Ross, señalando que tras restringir su acceso a la tecnología estadounidense, Huawei y sus afiliadas han trabajado a través de terceros para aprovechar la tecnología de EEUU de manera que “socava la seguridad nacional y los intereses de la política exterior de EEUU”.

En este sentido, Michael Pompeo ha advertido de que Estados Unidos seguirá restringiendo la mayoría de las exportaciones estadounidenses a Huawei y sus filiales incluidas en la lista de entidades. “Instamos a los aliados y asociados de Estados Unidos a que se unan a nosotros”, ha declarado.

“No toleraremos los intentos del PCC de socavar la privacidad de los ciudadanos, la propiedad intelectual de nuestros negocios o la integridad de las redes de próxima generación en todo el mundo”, ha asegurado Pompeo.

La semana pasada, la revista ‘Caixin’ anunció que Huawei dejará de producir su marca de procesadores Kirin, que utiliza en la mayoría de sus ‘smartphones’ y tabletas actuales, desde el próximo 15 de septiembre debido a las sanciones de Estados Unidos, que prohíben la colaboración de empresas estadounidenses de chips con Huawei.

Comentarios de Facebook