Quantcast

La EBA prevé que la banca vuelva a incrementar provisiones en el cuarto trimestre

El presidente de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés), José Manuel Campa, prevé que la banca siga incrementando las provisiones en el cuarto trimestre del año debido al deterioro de la actividad económica, según ha reconocido durante su intervención en el XXVII Encuentro del Sector Financiero organizado por Deloitte, ‘ABC’ y Sociedad de Tasación.

Campa ha resaltado la importancia de que los estímulos que se han puesto en marcha para mitigar el impacto de la crisis no expiren simultáneamente y de manera coordinada en la Unión Europea, sino que se supriman de manera progresiva en función de la evolución de la situación económica y para evitar un “efecto acantilado” en 2021.

Desde el punto de vista de la banca, ha recordado que la EBA ha pedido un asesoramiento prudente de la evolución de los riesgos, que debe adecuarse en el tiempo y evolucionar de manera que las entidades cuenten siempre con un buen reflejo de cuál es la situación en términos de riesgo de crédito de sus contrapartidas, bien sea para provisionar o para gestionar de la mejor manera posible, ha explicado Campa.

“Si se hace esa evaluación continua, que nosotros esperamos que durante este cuarto trimestre siga habiendo un incremento de provisiones como resultado del deterioro de la actividad económica, se evitará por sí mismo que esos efectos acantilados se produzcan”, ha señalado el presidente de la EBA quien, no obstante, ha llamado a estar “conscientes y alerta” para evitar que se produzcan dichos efectos.

Campa ha recordado que la banca europea se enfrenta al reto de una rentabilidad media sobre recursos propios por debajo del coste del capital. “Es un reto que la banca tiene que atacar y que probablemente continúe en el tiempo, dados los bajos tipos de interés y también la evolución de la situación económica y los posibles incrementos en provisiones”, ha reconocido.

En este sentido, ha apuntado a palancas como la mejora de la propuesta de valor para los clientes o la gestión activa de los costes, debiendo buscar cada entidad la fórmula óptima.

FUSIONES

Preguntado por el reciente anuncio de que Sabadell y BBVA estudian fusionarse, el presidente de la EBA ha apuntado que las concentraciones “no son la solución, sino una de las soluciones” que se pueden plantear las entidades para intentar construir un modelo de negocio sostenible en el tiempo y que les permita elevar su rentabilidad sobre recursos propios.

Eso sí, ha advertido de que fusionarse por fusionarse “no es necesariamente bueno”, sino que la concentración debe hacerse con el sentido de mejorar.

REGULACIÓN DIGITAL “NEUTRAL”

Respecto al posible impacto negativo de una excesiva concentración en la libre competencia, Campa ha asegurado que los niveles de concentración de la banca europea “todavía son muy bajos, sin lugar a dudas”.

En cuanto a la entrada de nuevos competidores digitales, opina que desde el punto de vista de la regulación se debe tener una aproximación “neutral” hacia la tecnología, de forma que la regulación no prejuzgue qué tipo de jugador o tecnología tendrán una ventaja.

“La neutralidad tecnológica debería llevarnos a que una actividad realizada por una entidad u otra, si deviene los mismos riesgos, debería ser expuesta a la misma regulación, independientemente de que sea un nuevo operador, un operador existente, bancario o no bancario”, ha apostillado.

Por otro lado, Campa ha resaltado el papel de la banca para canalizar las ayudas europeas. “El papel de la banca como canalizador del ahorro hacia la inversión es primordial (…). Hay gran cantidad de dinero que tiene que canalizarse a proyectos e inversión, la banca tiene un papel fundamental”, ha asegurado.

Comentarios de Facebook