Quantcast

Díaz promete no dejar “caer” los ERTEs mientras sirvan para “salvar” empresas y empleos

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha afirmado este jueves que no dejarán “caer” el sistema de los ERTEs mientras sigan siendo necesarios “mecanismos de protección para salvar empresas” y, en definitiva, empleos, y ha cifrado en 662.000 los trabajadores sujetos, a día de hoy, a esta fórmula.

En una entrevista a Radio Euskadi, Díaz ha defendido el diálogo social como “el único camino” en la actual coyuntura porque es un “mandato constitucional” y cree que el éxito por los acuerdos alcanzados es de los “agentes sociales”, que han sabido “estar a la altura”.

A su juicio, el diálogo social es la “única forma de reconstrucción” del país, y ha destacado que los agentes sociales han sabido anteponer los “intereses generales a los intereses que legítimamente tienen”. Por ello, ha aprovechado para agradecerles su actitud.

En relación a los acuerdos sobre los ERTEs, ha señalado que el modelo del Gobierno es el “modelo europeo” y ha indicado que es “la primera vez” en la historia del país que se están desarrollando “políticas en la línea de lo que se hace en Europa y políticas que son exitosas basadas en la flexibilidad interna”.

“Y que nos ha conducido a soslayar la legislación laboral del Partido Popular el Real Decreto 3/2012 e incluso la legislación del PP en materia de protección por desempleo, porque recordemos que Mariano Rajoy en cuanto llegó con el señor Montoro, recortaron casi 26 puntos la Protección Social por desempleo, recordemos aquellos ‘viernes de dolores’ que causaron un enorme sufrimiento en la gente”, ha añadido.

A su juicio, se está demostrando que, con medidas de flexibilidad interna a la europea se gestiona la crisis de una manera diferente” y vuelvo a decir que “ha venido para quedarse”.

Preguntada por lo que ocurrirá a partir del 31 de enero, cuando concluye la vigencia de los ERTEs y si no se está retrasando el inevitable cierre de empresas si se acaba con esta fórmula, ha indicado que el Ministerio de Trabajo y Economía Social “no se coloca en ese planteamiento nunca”

“Es un mandato de toda la sociedad civil, de los agentes sociales, del Gobierno central, de las comunidades autónomas, de las administraciones locales, luchar para que no se produzca ningún ERE en nuestro país”, ha agregado.

PROTECCIÓN

La ministra ha afirmado ser “consciente de que esto es muy complicado”, pero es que es el “mandato”, y ha indicado que, mientras sean necesarios mecanismos de protección para salvar empresas que, en definitiva, es salvar empleos, desde luego el Ministerio de Trabajo no va a dejar caer este sistema que ha demostrado su eficacia”.

Yolanda Díaz ha precisado que hoy quedan en ERTEs 662.000 personas y, el resto, hasta los 3.400.000 “están en sus puestos de trabajo con los derechos que tenían”, ha añadido.

Por otra parte, ante la reinvicación de sindicatos vascos nacionalistas de un marco vasco de relaciones laborales, ha recordado que es gallega y que en Galicia “también gustamos del marco galego de relaciones laborales”. Según ha indicado, es algo que estaba en la “legislación antecedente” y ha señalado que es algo que “van a estudiar con mucho cariño”.

“Y cuando abordemos en la mesa de diálogo social estas cuestiones, todo se va a estudiar, no puedo anteponer mi posición pero si les anticipo que tengo bastante compresión, soy gallega y creo que ha funcionado bien esa normativa”, ha apuntado.

Yolanda Díaz ha señalado, precisamente, que, cuando se habla de la derogación de los aspectos “más urgentes” del Real Decreto 3/2012, tiene que ver con el ámbito negocial que “fue depauperado por una legislación que fue impuesta por el PP y que causó dos grandes huelgas generales, que alertó a los organismos internacionales y que incluso dilapidó un acuerdo al que habían llegado previamente los propios agentes sociales”.

A su juicio, el ámbito negocial es “clave” para volver a resituar como siempre fue en España “el equilibrio en la estrategia de negociación” porque, a día de hoy, “no hay ningún equilibrio” y el empresario “tiene un poder de disposición como jamás ha conocido en la historia de la legislación laboral española”

Comentarios de Facebook