Quantcast

Calviño mantiene que el PIB crecerá más del 10% en tercer trimestre pero admite esperar un camino “difícil”

La vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha asegurado este jueves que desde mayo se ha iniciado la recuperación económica en España y los indicadores apuntan a un crecimiento superior al 10% en el tercer trimestre, si bien ha admitido que queda un camino por delante “difícil” y marcado por la incertidumbre.

La ministra ha afirmado que España está “en una encrucijada” y que los próximos meses son “clave” para afrontar una transformación económica que garantice un crecimiento “más justo e inclusivo”, por lo que cree que hay que seguir implementando medidas en las actividades que se vean afectadas.

Durante su intervención en la clausura de la tercera edición del ‘Foro Tendencias 2021’, organizado por el diario ‘El País’ y Kreab, Calviño ha afirmado que hacer previsiones en la actualidad es un ejercicio de “alto riesgo” ante un contexto “muy complejo” y una crisis que afecta de forma “muy diferente” a las distintas actividades productivas y áreas geográficas.

Calviño ha explicado que la crisis ha supuesto la disrupción de la senda de crecimiento que se registraba hasta marzo y queda por delante un camino “difícil y marcado por la incertidumbre”, por lo que hay que tomar las previsiones con “suma cautela”, si bien ha apuntado que los indicadores de alta frecuencia de julio, agosto y lo que va de septiembre constatan que “se ha iniciado la recuperación”.

En concreto, ha detallado que los datos del tercer trimestre referidos al uso de tarjetas de crédito, consumo, electricidad o mercado laboral apuntan que desde el final de la hibernación se inició la recuperación y se registrará un crecimiento superior al 10% en el tercer trimestre.

Esta previsión, ha recordado, es inferior a la realizada para el periodo por organismos como el Banco de España (13-16,6%), AIReF (+14,4%) o Funcas (+11,5%).

En este punto, ha pedido diferenciar entre la caída económica del segundo trimestre, cuando se produjo el “punto álgido” de la pandemia, y la “progresiva recuperación” desde el fin de la hibernación, si bien ha matizado que es “fundamental” que se controle la epidemia y se sigan tomando medidas adecuadas a cada momento para apoyar el relanzamiento de la actividad respaldando las actividades en áreas geográficas cuyo despegue es más lento por sus condiciones particulares de estructura productiva y dependencia del turismo internacional.

“Tenemos que seguir tomando las medidas que hemos empezado a poner en marcha desde marzo”, ha indicado, en referencia a medidas de apoyo y liquidez al tejido productivo, el empleo y las rentas de las familias, para tener una base sobre la que abordar el “necesario proceso de transformación” para lograr un crecimiento “sostenido y sostenible en el tiempo”.

PIDE UNIDAD PARA UN PROYECTO DE PAÍS

Asimismo, ha dicho que la agenda de política económica implementada desde mediados de 2018 hace que el Gobierno tenga “muy claro” el destino que quiere seguir en el futuro, si bien la crisis ha hecho que los cambios sean “más urgentes e imprescindibles”, por lo ha apelado a la unidad para abordar un “proyecto de país”.

A su juicio, la respuesta de Europa ha sido “absolutamente fundamental” para afrontar las dificultades económicas y sociales, y el marco financiero plurianual acordado y el fondo de recuperación de 750.000 millones son herramientas de “enorme potencia”, si bien ha hecho hincapié en no caer en el riesgo de “dejar caer las inversiones” al se el “eslabón más débil” en situaciones de crisis.

Comentarios de Facebook