sábado, 19 septiembre 2020 4:30

El aumento del gasto presencial con tarjeta se ralentizó en la segunda quincena de agosto

El crecimiento del gasto presencial con tarjeta se ralentizó durante la segunda quincena de agosto hasta el 0,4% interanual en la semana del 25 al 31, tanto por la pérdida de tracción de las compras con tarjetas españolas (8%) como por la mayor caída de las transacciones con tarjetas extranjeras (-63%).

Así se desprende del último informe de BBVA Research sobre el impacto de la Covid-19 sobre el consumo en España, que muestra que el consumo presencial fue de más a menos durante el mes de agosto ante el repunte de la incidencia de casos de Covid-19.

En detalle, el gasto con tarjetas españolas aumentó el 10% interanual en agosto, un punto más que en julio, debido a la evolución positiva durante la primera mitad del mes. En la segunda, el deterioro de las compras fue generalizado y solo cobraron impulso en territorios del interior, como Teruel, Cuenca, Ávila, Burgos, León, Salamanca, Soria, Zamora y La Rioja.

El servicio de estudios de la entidad explica que los rebrotes de coronavirus truncaron la recuperación de las transacciones con tarjetas extranjeras, sobre todo en las provincias con mayor demanda turística, como los archipiélagos, Alicante y Málaga, y en los destinos urbanos, como Madrid, Barcelona y Zaragoza.

En el conjunto del mes, el gasto con tarjetas extranjeras retrocedió un 58% interanual, tres puntos más que en julio.

Por su parte, las transacciones por Internet continuaron descendiendo en agosto (-12% interanual en la semana del 25 al 31), lo que, unido a la atonía de las compras presenciales, redujo el -2% el gasto agregado.

Por sectores, los de alimentación, equipamiento del hogar, salud y otros servicios continuaron liderando la recuperación del consumo presencial en agosto, con tasas de crecimiento superiores al 25% interanual.

En el conjunto del mes, las compras presenciales ganaron tracción en el sector sanitario, aumentaron -pero a menor ritmo que en julio- en las actividades de equipamiento del hogar, alimentación, tecnología, restauración, otros servicios y grandes superficies y moderaron su caída en los restantes sectores.

La recuperación del gasto ‘online’ se interrumpió en casi todos los sectores durante la segunda quincena de agosto, tanto en los más perjudicados por las medidas de distanciamiento social y las restricciones de movilidad (alojamiento, viajes y transporte) como en los más beneficiados (alimentación, salud, hogar, moda y otros servicios).

De igual forma, las retiradas de efectivo se redujeron un 14% en agosto, tres puntos más que en julio. Las caídas, generalizadas, fueron mayores en algunas provincias del interior, como Soria, Teruel, Zaragoza, Araba y Burgos, y menores en Córdoba, Palencia y Sevilla.