Compartir

César Andrés Sánchez, futbolista juvenil del Santa Pola, fue encontrado muerto el pasado martes después de que se lo llevara una ola del mar mientras disfrutaba de un baño en la cala de la isla de Tabarca. La autopsia ha confirmado que Andrés falleció víctima de ahogamiento por inmersión.

El joven de 18 años y de origen paraguayo decidió saltar desde una alta roca elevada sobre el agua, desde donde asomó la cabeza antes de que una ola se lo tragara y ya no volviera a aparecer. Varias personas, que presenciaron la escena, intentaron rescatar a Andrés lanzándose al mar, pero no fue posible localizarlo.

Llamaron a los servicios de emergencia, que acordonaron la zona y comenzaron la búsqueda con el apoyo de buzos y un helicóptero. El cuerpo sin vida del jugador fue encontrado cuatro horas más tarde, a solo 20 metros del lugar desde el que se había arrojado al vacío, según ha informado ‘Diario Información’.

La madre está embarazada de ocho meses y el trágico accidente provocó que tuviera que ser ingresada de urgencias en la Unidad de Ginecología del Hospital de Elche. El joven llevaba tres años en España y estaba previsto que la próxima temporada pasará a ser defensa central del primer equipo del Santa Pola C. F. (Primera Regional).

Desde el equipo de Santa Pola C.F. ya han mostrado también su conmoción ante el suceso a través de un mensaje en su Twitter.

Los compañeros de equipo de César ya han pedido retirar la camiseta con el número 3, el que llevaba el joven, para firmarla y entregarla a la familia.

El sepelio tuvo lugar ayer a mediodía en el Tanatorio de Santa Pola.