Quantcast
sábado, 31 octubre 2020 23:27

Los motivos por los que Michael Jordan no puede ser el mejor de la historia

-

La estrella más grande en toda la historia de los Chicago Bulls, Michael Jordan, ha sido considerado por algunos expertos como el mejor jugador que se ha visto en las 73 ediciones de la National Basketball Association.

“La superioridad de Michael Jordan como líder era increíble. Aunque en ocasiones era duro con sus compañeros, Michael Jordan fue un maestro a la hora de controlar el clima emocional del equipo con el poder de su presencia. No hay dudas, Michael Jordan era muy duro e intimidaba a los atacantes. Su juego era muy natural, no tenía que forzar las acciones”, dijo el mítico entrenador Phil Jackson, quien dirigió a Michael Jordan por nueve años y conquistó, junto a él, seis campeonatos de la NBA.

Si bien es cierto que ‘Su Majestad’ logró un reinado total en la National Basketball Association, producto de sus seis anillos con Chicago Bulls, conjunto con el que promedió 30.1 puntos por partido en toda su carrera deportiva, cuyos números le han permitido figurar hasta el momento con el mayor promedio en la historia de la liga, parece que no todo en su vida con el deporte de las alturas ha sido alegría, éxito y triunfos.

Inclusive, Michael Jordan, pese a su majestuoso estilo de juego, sus increíbles récords y grandiosos logros que lo llevaron a ser el mejor jugador de todos los tiempos en la NBA, ha dejado entrever ciertos motivos que podrían colocar en entredicho su título de ‘Rey’ del deporte de las alturas.

Es por ello, que en el diario Qué! te enseñamos una breve lista con los motivos por los que ‘Mike’ no puede ser el mejor de la historia de la National Basketball Association.

2
La balanza no logró nivelarse ante los Detroit Pistons

Michael Jordan

Michael Jordan, uno de los mejores jugadores en toda la historia de la National Basketball Association, jamás logró nivelar la balanza de victorias ante los Detroit Pistons.

Si bies en cierto que el oriundo de Nueva York consiguió crear una imbatible hegemonía en la mejor liga de baloncesto de los cinco continentes, sus choques ante sus más acérrimos rivales casi siempre terminaban siendo traumáticos, ya que finalizaban con un resultado en contra.

Los Detroit Pistons, encabezados principalmente por Isiah Thomas, demostraron en reiteradas oportunidades que Michael Jordan no era del todo invencible y sí que disfrutaban vencerlo, situación que generó esa picante rivalidad entre ambas instituciones.

‘Su Majestad’ fue eliminado tres veces por los ‘Bad Boys’, específicamente en los años de 1988 (4-1),1989 (4-2) y en 1990 (4-3), aunque no todo fue tan terrible para Michael Jordan, ya que en 1991 (4-0) pudo vengarse de ellos. Un partido en el que los Detroit Pistons se fueron de la cancha sin darles la mano a los jugadores de los Chicago Bulls.

Comentarios de Facebook