Quantcast
jueves, 3 diciembre 2020 14:40

Griezmann, condenado: es cuestión de tiempo que salga del Barcelona

El futuro de Antoine Griezmann dentro de FC Barcelona comienza a verse más gris con el correr de los días. Cierto es que el francés dejó muy decepcionados a todos los que apostaron por él, desde la dirigencia, los entrenadores y aficionados, en su primer año como azulgrana; pero en este inicio de campaña no ha conseguido arrancar bien y ahora hasta luce en un nivel más bajo que la temporada pasada, justo en este curso cuando se tenían muchas esperanzas puestas en su figura.

Ronald Koeman llegó y desde un principio le dijo que contaba con él, que quería convertirlo en uno de sus pilares en ataque; una afirmación que se acrecentó con la posible salida de Lionel Messi. Sin embargo, el argentino se quedó muy a pesar suyo, pero el entrenador neerlandés seguía enfrascado en su idea de que el francés sería importante; la cosa es que los partidos van pasando y ya todos comienzan a cansarse de él.

Su actitud comienza a casar al Barça

Griezmann / Koeman / Messi / Barcelona
El francés no ha estado bien en los últimos partidos

Las oportunidades han sido muchas y de forma continuada para Griezmann, pero es que el galo no termina de entenderse con sus compañeros, su actitud ya cansa a al entrenador y su propio nivel no ha estado a la altura de lo que el Barcelona requiere. Todos hechos problemas han hecho que pierda su puesto como titular, algo que quedó más que demostrado cuando no salio ni ante el Ferencvaros ni ante el Real Madrid en El Clásico.

Además, tampoco ayuda el hecho de que Griezmann ahora hable más ante los micrófonos que en el campo, porque sus declaraciones sobre donde debería jugar en el Barça y lo bien que se siente cuando está con la selección francesa no han sentado nada bien a un Koeman que ya le dejó claro que es él quien decide las alineaciones. El Barcelona ahora necesita toda la ayuda posible y en esta temporada que no hizo grandes contrataciones, un jugador de la calidad del atacante francés les caería muy bien; más habiendo costado 120 millones de euros, pero no con el nivel que muestra actualmente.

Frente a la Juventus tuvo una nueva oportunidad como titular luego de dos suplencias seguidas. No obstante, su juego dejó opiniones distintas; porque mientras algunos destacan lo mucho que se esforzó en el repliegue y al ahora de ayudar a sus compañeros, otros mencionan que sigue sin marcar. Sus problemas de gol son evidentes y eso no hace más que restarle el poco crédito que le queda. Ya varios medios apuntan a que el próximo verano podría salir e incluso van lejos al afirmar que el propio Griezmann estaría dispuesto a regresar al Atlético.

Griezmann sueña con volver al Atlético

Ahora todo lo que quiere Griezmann es sentirse importante y el Barça no lo es

La prensa menciona que el atacante galo estaría cansado del rol que tiene en el Barcelona y que jugadores como Ansu Fati o Pedri estén por delante de él en las preferencias del técnico, uno que por cierto lo habría engañado al prometerle protagonismo y ahora solo vive sentado en el banquillo. De su calidad nadie duda en el conjunto blaugrana, pero al no estar fino pierde oportunidades que otros si aprovechan y eso es algo que él no acepta. Por estas razones ya habría contactado con Simeone para que le eche un cable y lo regrese al equipo rojiblanco.

Bajo las órdenes del argentino, Griezmann se convirtió en uno de los mejores del mundo; porque tenía la confianza del técnico y porque este lo ponía a jugar en las cercanías del área con libertad, algo que en el Barça no tiene. En el club catalán las oportunidades se van agotando y aunque antes se mostraban reacios a separarse, tanto el equipo como el jugador, estarían meditando seriamente separar sus caminos por el bien de ambos.

Comentarios de Facebook