martes, 29 septiembre 2020 6:21

Los delanteros del Real Madrid que se han perdido en otros equipos

El Real Madrid ha sido un club que se ha caracterizado en los últimos tiempos por desprenderse de buenos jugadores, en especial en la demarcación de delanteros. Figuras como Gonzalo Higuaín, Álvaro Morata, José María Callejón y Samuel Eto’o se convirtieron en descarte de la administración de Florentino Pérez, pero el problema fue que terminaron brillando de manera incalculable en los clubes donde terminaron recalando. Ellos no pudieron hacer una carrera fructífera con los merengues y así se convirtieron en las peores decisiones por parte del presidente blanco.

Haciendo juego a la imaginación, que hubiese pasado si estas grandes figuras lograban permanecer mayor tiempo en las filas madridistas ¿lograban brillar como lo hiciesen en sus clubes de destino? Sin duda es una pregunta muy complicada de responder. Con el tiempo Florentino pudo tapar sus pifias en el mercado y cuatro Champions en cinco años terminaron de enamorar a una afición que está acostumbrada a dominar en  suelo europeo. Ya nadie se acuerda de estos cuatro personajes, pero sin duda su aporte pudo ser mayor con una buena cuota de oportunidad.

Gonzalo Higuaín y su caso en el Madrid

Llegó en el 2006 junto con Marcelo. Solo tenía 19 años. Florentino lo fichó de River y estaba destinado para ser el sucesor de Raúl en el futuro cercano. “Pipita” logró adaptarse rápidamente a la disciplina blanca siendo determinante en la consecución de la Liga del 2007 en la que el Madrid la conquistara de forma espectacular con una remontada épica. Higuaín era uno de los favoritos de la afición, pero la llegada de Benzema y Cristiano Ronaldo le hicieron meditar su futuro y fue traspasado al Nápoli donde brilló en la Serie A.

Álvaro Morata

Morata ha sido el canterano que más caro haya vendido el Madrid. Tras un pase por la Juventus donde brillara por tener cabida en la plantilla, Florentino se animó a repescarle. Pues el joven delantero no defraudó y siendo el suplente de un intermitente Bezema logró ser el  segundo máximo goleador de la temporada 2016-2017 para los blancos con 18 goles detrás de CR7.

Con estos números le permitieron exigir mayor protagonismo, pero para Zidane Karim serguía siendo su delantero estelar por lo que Florentino le terminó vendiendo al Chelsea por 80 millones de euros.

José María Callejón

Fue un caso parecido al de Morata. Callejón tuvo un gran año con el Espanyol, donde jugó cedido por no tener cabida en el planteamiento de José Mouriho, que al final lo aceptó de vuelta dándole mayores oportunidades. Callejón demostró que podía jugar en el Madrid, pero se sentía subvalorado y prefirió pedir un traspaso al fútbol italiano, específicamente con Higuaín, para terminar siendo ídolo en el Nápoles y convertirse en un histórico jugado con el onceno del sur de Italia. Todavía en San Paolo le aclaman.

Samuel Eto’o

De los anteriores tres es el caso más emblemático. Eto’o nunca tuvo oportunidad en el Madrid, siempre se le subvaloró. Con 19 años debuta en el equipo grande para luego ser cedido por el Mallorca, con el conjunto balear se ganó el respeto de todo el fútbol español, tanto que la directiva del Barcelona se fijó en él y lo termina comprando cuando su ficha ya era de los mediterráneos. Con los culés, el camerunés lo ganó todo y formó parte del mejor equipo de la historia de esa institución, donde ganó dos Champions.