miércoles, 30 septiembre 2020 21:37

Bierhoff: “Debemos y queremos disputar partidos de selecciones, los jugadores saben que no tendrán vacaciones”

El director de la Federación Alemana de Fútbol (DFB), Oliver Bierhoff, destacó este domingo que no ve ninguna alternativa para suplir el controvertido reinicio de la selección nacional tras la obligada pausa por la crisis del coronavirus.

“Hay muchas obligaciones contractuales con los socios”, respondió Bierhoff en relación al calendario de partidos publicado por la UEFA.

La selección germana dirigida por Joachim Löw jugará contra España el 3 de septiembre y tres días después disputará la nueva Liga de Naciones en Suiza.

El entrenador del Bayern Múnich, Hansi Flick, y el presidente de la junta directiva del campeón de la Bundesliga, Karl-Heinz Rummenigge, manifestaron que la programación con partidos de Liga de Campeones hasta el 23 de agosto es muy problemática y consideran que después los jugadores necesitarán unas vacaciones.

En principio, Bierhoff está de acuerdo con Flick y Rummenigge. “La tensión será muy alta, todos somo conscientes de esto”, dijo el directivo de la DFB en el programa ‘Doppelpass’ de la emisora Sport1.

“Pero también debemos y queremos disputar partidos”, dijo Bierhoff y recalcó que el joven equipo nacional necesita seguir desarrollándose con vistas a la Eurocopa, que se ha pospuesto para el verano de 2021. “Los jugadores son conscientes de que no tendrán vacaciones de verano y probablemente tampoco de invierno. Además también hay limitaciones económicas”, subrayó.

Asimismo, explicó que por el momento tampoco ve alternativas para las tres fechas de octubre y noviembre, que incluyen dos partidos más en la Liga de las Naciones y amistosos. “En teoría hay que jugarlos porque los amistosos también han sido vendidos a la UEFA”, explicó el exjugador alemán.

La DFB recauda unos diez millones de euros por la televisión de un partido internacional. La ‘Mannschaft’ es la principal fuente de ingresos de la Federación Alemana de Fútbol.

En otro orden de cosas, Bierhoff dijo que por el momento no ve ninguna posibilidad de un regreso de los excampeones mundiales Thomas Müller, Mats Hummels y Jérôme Boateng a la selección alemana de fútbol. “Estoy encantado de que estén jugando tan bien”, acotó.

El directivo aseguró que la decisión de Löw de prescindir de sus antiguos pilares en la selección tras el fallido Mundial de 2018 y el insatisfactorio reinicio no fue fácil. Según su opinión, el seleccionador quiso dar deliberadamente un ejemplo para los jugadores jóvenes. “No creo que Jogi (Löw) cambie mañana de opinión“, reflexionó.

Durante la entrevista en ‘Doppelpass’, el director de selecciones subrayó que como entrenador muchas veces no solo hay que reunir a los mejores jugadores en vista de la constelación general, sino también a los “más importantes para el equipo”. Y el desarrollo del joven equipo de la DFB ha demostrado que esto “ha dado sus frutos”, añadió.

Bierhoff confirmó que en el Mundial de Rusia 2018 hubo un conflicto entre los jóvenes que habían jugado anteriormente con éxito la Copa Confederaciones y una serie de jugadores que establecidos hace tiempo en la selección nacional. “Entonces tomamos conciencia de que había que hacer espacio. Pero este no se logra si una y otra vez lo sigues llenando con estas mismas personalidades”, apuntó.

Sin embargo, prescindir de Müller, Boateng y Hummels no es algo definitivo. “Deberíamos haberlo dicho mejor”, admitió Bierhoff y agregó que dependerá de la situación el próximo verano.