Compartir

Una pareja de recién casados permanece ‘atrapada’ en un hotel de las islas Maldivas tras decretarse el estado de alarma como consecuencia de la crisis del coronavirus.

Olivia, de 27 años y Raul De Freitas, de 28, se encontraban de viaje de novios en el resort de cinco estrellas, Cinnamon Velifushi Maldives, donde tenían una reserva que finalizaba el pasado 22 de marzo.

Sin embargo, debido a las restricciones impuestas en el mundo como consecuencia de la pandemia, no han podido regresar a Sudáfrica, su país de origen.

A los pocos días de aterrizar en las Maldivas, se decretó el estado de alarma en su país  y se procedió al cierre de los aeropuertos, en principio hasta el próximo 16 de abril, por lo que la mayoría de huéspedes del hotel comenzaron a abandonar las instalaciones para intentar regresar a sus respectivos países.

Los recién casados se pusieron en contacto con el consulado sudafricano, donde les informaron que otros 40 compatriotas se encontraban en la misma situación, y les recomendaron que juntos alquilaran un avión privado para regresar. El precio ascendía a 104.000 dólares, unos 2.600 por pasajero, informó el ‘NewYorkTimes’.

La pareja no pudo asumir el coste y este fin de semana se convirtieron en lo únicos huéspedes del hotel, que normalmente tiene una ocupación de 180 plazas en esta época del año.

Desde la dirección del complejo han prometido hacer una considerable rebaja a la pareja debido a las excepcionales circunstancias en las que se encuentran.

Mientras tanto, los recién casados consumen sus días buceando, comiendo marisco y tomando el sol en una isla prácticamente puesta a su entera disposición.

El domingo una lancha fletada por su embajada les trasladó a otro hotel junto con otros ciudadanos sudafricanos a la espera de que puedan ser repatriados.