Compartir

Un problema en el alcantarillado provocó que los inodoros de varios domicilios de un barrio de Boston (Massachusetts, Estados Unidos) se desbordaran e inundaran de aguas residuales provocando el asco y estupor de los vecinos.

Cuatro casas del barrio de Melrose, a unos 15 kilómetros de Boston, se vieron arrasados por una “ola de caca”, que salió expulsada de los retretes, el pasado jueves por la mañana.

“Me estaba preparando para ir trabajo y escuché una burbuja”, dijo Silvana Ortiz, una vecina afectada a la cadena ‘WHDH‘. “Fue una escena loca. Literalmente, simplemente giró y fluyó hacia afuera “. “Una ola de caca comenzó a formarse y empezó a escupir”, prosiguió.

Ortiz grabó la escena con su teléfono móvil.

Los residuos cubrieron el suelo, las paredes, y el baño de Ortiz, incluido su vestido de novia.

El coste de las reparaciones, según comentó la afectada a ‘The Boston Globe‘, ascenderán a unos 8.000 dólares. Lo “destruyó todo”, comentó.

“No sé qué es lo más me molestó: las heces en mi cuarto de estar o la forma en que la ciudad me está tratando”, protestó Ortiz.

Por su parte, las autoridades continúan investigando el incidente.