Compartir
Facebook

Un adolescente noruega ha recibido hasta amenazas de muerte después de publicar en su perfil de Facebook que se había comido los restos de su caballo fallecido.

‘Drifting Speed’ murió como consecuencia de una enfermedad tras haber ganado diversas competiciones equinas durante 2018. Su dueña, una niña aprendiz de chef, decidió cortar al animal en pedazos y cocinarlo para comérselo. La joven preparó un guiso con la carne  a la que añadió mango y chile, según ‘Mirror‘.

Los usuarios de la red social no tardaron en reaccionar y mostrar su malestar por el comportamiento de la amazona, a la que llegaron a amenazar con quitarle la vida. Sin embargo, la joven aseguró que “fue una de las mejores carnes que he comido”.