Compartir

La operadora no se lo podía creer, pero al final cedió ante las súplicas de una madre desesperada que pedía un taxi para que localizara a su hijo que tenía que coger el autobús. El viaje no era otro que el de vuelta a casa por Navidad y la mujer había acordado con su hijo que ésta le llamaría, para asegurarse de  que no se quedaba dormido y perdía el viaje previsto a las 8 horas de la mañana.

El joven, natural de Burgos, estaba estudiando en Granada, y según ha informado el diario ‘Mes Digital’, “la madre, Angélica González, llamó tal como habían quedado pero viendo que el chico no cogía el teléfono, después de insistir con unos cuantos WhatsApps y llamadas, llamó a Tele-Radio Taxi Granada para pedir ayuda”.

Tras la insistencia de la madre, la operadora envió un conductor a la dirección proporcionada, quien tras llamar al timbre reiteradas veces logró despertar al joven, cuando tan sólo quedaba media hora para que partiera el autobús. Felizmente, llegó a tiempo de ocupar su asiento. “La mujer narró toda la historia por Twitter y y ha manifestado su deseo para recompensar a la operadora y al taxista con unas morcillas de Burgos”.