Compartir

Los visitantes del Zoológico de Amberes (Bélgica) vieron con sus propios ojos cómo un tiburón de arrecife de punta negro devoró a uno de sus compañeros de acuario, un tiburón tigre de menor tamaño, informó ‘The Brussels Times‘.

En declaraciones al citado medio, los empleados del zoo aseguraron que ambos escualos habían convivido en paz durante varios años, pero son animales salvajes e imprevisibles.”Quizás sucumbió a su instinto y el tiburón toro atacado no se encontraba bien”, comentaron. “Siguen siendo depredadores. Como precaución, un segundo tiburón toro ha sido alojado en otro acuario”, matizaron.

Uno de los visitantes capturó las imágenes con su teléfono móvil y las compartió en las redes sociales.