Compartir

Un ciudadano británico se ha convertido en toda una sensación en las redes sociales tras la publiacaiaón de un vídeo en el que se muestra impertérrito ante una pelea que se desencadenó en el restaurante de kebabs donde cenaba.

Chris Hill, de 52 años, se encontraba en un local de Portsmouth (Reino Unido) cuando junto a su mesa estalló una pelea que implicó a varias personas.

Hill ni se inmutó por el jaleo y contempló los golpes que se propinaban los improvisados púgiles mientras masticaba tranquilamente su menú.

Según relató al ‘Daily Mail’, en el momento en que se desencadenaron los golpes estaba escuchando la radio con unos auriculares. “Pensé en levantarme pero estaba cenado un kebab y unas patatas fritas, que por cierto no estaban buenas”, comentó.

Las imágenes de la pelea o de la cena de Hill fueron publicadas en Twitter por @cbethdeakin. Su tuit ya cuenta con 20 millones de reproducciones.