Compartir
Pixabay

El conductor de un camión de reparto de la ciudad rusa de Saransk ha sido detenido acusado de robar la carga del mismo: nada más y nada menos que 18 toneladas de chocolate.

Según un comunicado emitido por las autoridades y publicado en la web del Ministerio del Interior bajo el título de “El caso huele a chocolate”, el conductor de 54 años robó el dulce valorado en 2,5 millones de rublos (cai 35.00 euros) para pagar una deuda contraída anteriormente.