Compartir
Pixabay

Un hombre resultó muerto y su mujer gravemente herida tras el ataque de un ciervo que tenían como mascota en una población rural de Australia, informaron agentes de la policía.

El animal, descrito como un una “mezcla entre un ciervo y un alce” fue alimentado y cuidado por la pareja durante seis años.

Paul McDonald, de 46 años, acudió a alimentar al animal en su propiedad de Moyhu, en el estado de Victoria, cuando fue atacado por el venado en el interior de su jaula, de acuerdo con información difundida por el sargento de policía Paul Pursell.

“Su mujer y su hijo salieron fuera de la casa tras escuchar el altercado y la mujer se metió en la jaula para socorrer a su marido cuando también fue atacada, prosiguió el agente con sus declaraciones.

El hijo de la pareja logró salvar a su madre golpeando al ciervo con un palo de madera, informó ‘Australian Broadcasting Corporation’.

La mujer fue trasladada en helicóptero al Alfred Hospital de Melbourne donde permanece en estado crítico con heridas en la parte superior de su cuerpo y en la piernas, informa ‘Sky News’.

La Policía se vio obligada a sacrificar al venado