Compartir

Un granjero de Tennessee (Estados Unidos) transformó una calabaza de más de 400 kilos en una embarcación de recreo con la que navegar por los ríos y lagos del estado norteamericano.

Christin Ownby, esposa del trabajador, compartió un video de su marido, Justin Ownby, responsable del cultivo, navegando por un estanque en su granja de Cleveland.

“Ha intentado durante años cultivar calabazas gigantes ” comentó la mujer a ‘WTVC-TV’. “Este año creció una de 910 libras (más de 400 kilogramos), en ella depositó todo su empeño”, continuó

Ownby también explicó que la baya había nacido de la semilla de la calabaza ganadora del concurso anual del estado, cuyo peso alcanzó casi los 800 kilos.