Compartir
Twitter

Un ilusionista de origen indio falleció en aguas del río Ganges cuando el truco que estaba realizando salió mal.

El fallecido, Chanchal Lahiri, escapista de profesión y conocido popularmente como el mago Mandrake, se lanzó al agua totalmente encadenado tras asegurar que podía salir sin la ayuda de nadie. No se le volvió a ver con vida, informa la ‘BBC‘.

El mago de 40 años no pudo emerger a la superficie ante el estupor de los presentes, entre ellos, su familia.

Las autoridades iniciaron labores de búsqueda sin éxito. “Seguimos buscando”, declaró a un familiar horas más tarde del incidente.

Antes de arrojarse al agua, Lahiri explicó al público que el truco la había realizado 21 años antes en el mismo lugar.

“Yo estaba encadenado adentro de una jaula de vidrio y me lancé al agua desde el puente Howrah. Tardé solo 29 segundos en salir”, dijo antes de meterse en el Ganges. “Si llego a liberarme, será mágico. Si no lo logro, esto será trágico”, matizó.

Desgraciadamente, Lahiri no pudo conseguirlo.