miércoles, 30 septiembre 2020 21:33

Qué es el NIF

Las siglas NIF corresponden al Número de Identificación Fiscal. A lo largo de este artículo trataremos de contarte todo lo que debes saber sobre este documento que identifica a las personas de España, desde cómo obtenerlo hasta cuándo utilizarlo y en qué se diferencia de otro tipo de documentos.

Definición de NIF

Qué es el NIF

Si atendemos a la Wikipedia tenemos que: “el Número de Identificación Fiscal (NIF) es la manera de identificación tributaria utilizada en España para las personas físicas (con documento nacional de identidad (DNI) o número de identificación de extranjero (NIE) asignados por el Ministerio del Interior) y las personas jurídicas.”

Es decir, se trata de un número que tiene como finalidad la de poder identificar a las personas a efectos de tipo fiscal. Por supuesto, el NIF es un documento obligatorio para las personas físicas y jurídicas siempre que realicen acciones de naturaleza tributaria.

Por lo tanto, el NIF es un código de garantía de seguridad especialmente útil a la hora de realizar cualquier tipo de negocio. Partimos de que es un código que avala el Estado y que a la vez se liga al domicilio social (en las empresas).Comprobar pues la autenticidad del NIF es relativamente sencillo, lo que nos otorga seguridad a la hora de emprender cualquier tipo de negocio.

Los diferentes tipos de Número de Identificación Fiscal

Qué es el NIF

Podemos diferenciar fundamentalmente dos tipos de Número de Identificación Fiscal, los de las personas físicas y los de las personas jurídicas.

El NIF de las personas físicas

Conocer el NIF de las personas físicas es bastante sencillo porque salvo con algunas excepciones se corresponde básicamente con el DNI (Documento Nacional de Identidad). El DNI es según definición del Ministerio del Interior “un documento público, personal e intransferible, emitido por el Ministerio del Interior, que acredita la identidad y los datos personales de su titular, así como la nacionalidad española del mismo”.

Por lo que tanto el DNI como el NIF de las personas físicas comparten por lo general 8 dígitos y un código de control que es una letra.

En el caso de los extranjeros que viven es España, el NIF se correspondería con el NIE (Número de Identificación de Extranjero). Este consiste en una letra inicial seguida de 7 números y una letra que sirve como código de verificación.

Existen solo dos casos en los que se está exento de tener un DNI en vigor, son las personas de nacionalidad española que estén residiendo en el extranjero y los menores de 14 años aunque vivan en España. Incluso en estos dos casos es posible obtener un NIF. Para ello tendría que solicitarlo de manera voluntaria a la Agencia Tributaria que les asignará uno. Si se trata de personas españolas que residen en el extranjero su NIF comenzará por la letra L, en tanto que los de los menores de 14 años lo harán por la letra K.

En el caso de una extranjero que quiera tener un NIF para realizar algún tipo de negocio que quiera declaran en nuestro país, también puede solicitar un NIF, este comenzará por las letras X, Y o Z. Pero si las persona no tiene NIE, su Número de Identificación Fiscal comenzará por M.

Los autónomos también tienen NIF que corresponde con el de su empresa

Como personas físicas que son, los autónomos también tienen un NIF que se corresponde con su DNI. Una vez que el autónomo se haya dado de alta con los modelos 036 o 037 ya está autorizado para emitir facturas con su DNI. Evidentemente su NIF corresponderá también con el de su empresa de autónomo.

El NIF de las personas jurídicas

Qué es el NIF

Las personas jurídicas son instituciones creadas por una o más personas físicas con algún fin. En función de la naturaleza fiscal de la institución su NIF comenzará por una letra diferente, por ejemplo, la A corresponderá a las sociedades anónimas, la B a las sociedades con responsabilidad limitada, la C a las sociedades colectivas, etc.

Cómo y cuándo deben solicitar el NIF las personas jurídicas

Las personas jurídicas tienen que solicitar su NIF en la Agencia tributaria en un plazo no superior al mes desde su constitución. Todas las empresas tienen que tener su número de identificación fiscal para poder operar en regla. Los trámites se pueden realizar presencialmente en las oficinas solicitando cita antes, o a través de la vía telemática con un certificado electrónico o estando dado de alta en el sistema [email protected] PIN.

El modelo utilizado para obtener el número NIF de las personas jurídicas es el 036, al que se debe adjuntar la siguiente documentación: una fotocopia del DNI o NIF del representante de la persona jurídica, modelo de representación (en caso de que no sea el representante legal quien esté cursando la solicitud), original y fotocopia de la Escritura de Constitución de la sociedad y certificado de Inscripción en el Registro Mercantil.

Antes del 2008, no se utilizaba el NIF para las personas jurídicas, sino el CIF  (Código de Identificación Fiscal), pero con la entrada en vigor del Real Decreto 1065/2007, de 27 de julio, y tanto personas físicas como jurídicas pasan a usar el NIF.

Cómo se utiliza el NIF

Qué es el NIF

El Número de Identificación Fiscal debe ser utilizado en todas las facturas y también los documentos justificativos que se generen en el año fiscal, de hecho si el NIF falta la factura no se considera válida por Hacienda. Además debe incluirse en

  • Las escrituras y los documentos de constitución, transmisión o extinción de derechos reales sobre bienes inmuebles.
  • En las operaciones realizadas con diferentes entidades de crédito con domicilio fiscal español.
  • En procedimientos de seguros o financieras de entidades de seguro.
  • En aportaciones o percepciones de planes de pensiones.

El NIF Intracomunitario o VAT

Este es el número de identificación que emplearía una persona o empresa que se inscribe en el  Registro de Operadores Intracomunitarios (o censo VIES) y que le permite la realización de operaciones en el marco de la Unión Europea con el beneficio de algunos sistemas especiales de IVA.