Quantcast

Por qué las recetas de dulces llevan un poco de sal para que salgan mejor

El confinamiento elevó la repostería a una de las principales actividades con las que entretenernos un rato para hacer que el tiempo pasase más rápido. De hecho la levadura o la harina eran dos de los ingredientes, junto al papel higiénico, que más se vendieron y que siempre faltaban en las estanterías de nuestros supermercados más cercanos. Probablemente todos nos dimos cuenta, sino nos había llamado antes la atención, de que absolutamente todos los postres llevan sal. ¿Por qué? ¿Es tan importante en una receta dulce la presencia de la sal? A primera vista no pega nada, pero si está en toda receta de dulces o repostería que nos podamos imaginar será por algo. Vamos a ver por qué a las recetas dulces se les echa un poco de sal para que salgan mejor.

Aparentemente la sal es casi uno de los ingredientes más importantes en las recetas de repostería por numerosos motivos, e incluso puede marcar la diferencia para que el resultado sea correcto.

Vamos a ver cuáles son las funciones más importantes de la sal en la repostería:

La conservación del producto

La sal como conservante

Uno de los principales motivos, entre muchos otros, por los que la sal debe estar presente en nuestras recetas dulces es su poder de conservación.

De esta forma, añadir sal a nuestros dulces hace que se conserven algo más de tiempo, que atraiga la humedad y así evitar que nuestro dulce se quede muy seco en nada de tiempo. La sal es un ingrediente obligatorio y necesario cuando queremos conservar bizcochos y magdalenas, ya que son los productos que más rápido se secan y pierden la textura, por lo que con ayuda de la sal lograremos conservarlos algo más de tiempo.

Comentarios de Facebook