Compartir

Dos hombres que se saltaron el confinamiento fueron grabados nadando en el mar ataviados con dos boyas en la cabeza para no ser descubiertos.

Las imágenes fueron grabadas el pasado 8 de mayo en una playa de Hyères, en la región Provenza-Alpes-Costa Azul (Francia), informa ‘La República’.

Ambos fueron descubiertos por los agentes y sancionados con una multa económica.

Pierre Kaci, uno de los implicados, confesó que idearon el plan para poder darse un baño en la playa que permanecía cerrada debido a la crisis del Covid-19.

“Me tomo en serio el confinamiento, así que elegimos un lugar donde no había nadie. También queríamos hacer sonreír a la gente y alegrarla durante este período estresante”, dijo.