Compartir

Chris, posiblemente la oveja con más seguidores en internet por su abundante y esponjosa lana, murió en su casa en Little Oak Sanctuary, un santuario de animales en Canberra, Australia, desde donde se dio a conocer al mundo en 2015.

La oveja ostentaba el récord (no oficial) por ser el ovino más pesado de la tierra debido a su abundancia de lana, casi 40 kilos que le impedían caminar con facilidad, informa la ‘CNN’.

El martes, Little Oak Sanctuary anunciaba su defunción.

“Estamos desconsolados por la pérdida de esta alma dulce, sabia y amigable”, escribieron la publicación. Su lana permanecerá expuesta en el  Museo Nacional de Australia.