Compartir

Unas 10.000 personas han tenido que ser evacuadas el domingo del centro de la ciudad italiana de Turín tras el hallazgo de un explosivo de la Segunda Guerra Mundial. Otros 50,000 residentes de las cercanías fueron advertidas para no salir de sus casas.

Los artificieros confirmaron que se trataba de una bomba inglesa MK IV lanzada hace 70 años en la ciudad y que contiene 65 kilos de explosivo con dinamita.

La evacuación se llevó a cabo durante las tareas de desactivación de la cola del explosivo por motivos de seguridad, informó la alcaldesa de Turín, Chiara Appendino, que se alargaron hasta las cuatro de la tarde (hora local).

La aparición de bombas sin detonar que datan de la Segunda Guerra Mundial es frecuente en diversas zonas de Europa. El pasado 8 de octubre dos militares polacos murieron cuando intentaban retirar una bomba de un bosque en el suroeste de Polonia.