Compartir

Un vídeo grabado en la reserva de Mala Mala, en el Parque Nacional Kruger, al nordeste de Sudáfrica, muestra la angustiosa lucha entre una cría de lagarto y una serpiente venenosa de vientre amarillo.

Tras una intensa pelea por sobrevivir, en la que ambos animales se repartieron mordiscos, el veneno inoculado por la serpiente hizo su efecto y acabó con la vida del lagarto, cuyo cuerpo acabó devorando.

“Ninguno de los dos estaba dispuesto a renunciar, y ciertamente iba a ser una pelea a muerte”, afirmó Kristy DeLange, quien registró las imagenes durante una visita al Parque.
.