Compartir

Una protectora de animales norteamericana rescató el martes a un cachorro al cual le había crecido una cola extra en medio de la frente.

El refugio para animales Mac’s Mission, de Missouri, trasladó al animal a una clínica veterinaria por si necesitaba ser intervenido quirúrgicamente para extirparle la cola secundaria.

Tras los exámenes previos, los veterinarios determinaron que la cola no afecta a ningún órgano vital de la mascota animal y por tanto no requería ser operado.“Es un cachorro perfecto”, publicaron los responsables en las redes sociales.

Sin embargo, Narwhal, como han bautizado al pequeño, permanecerá bajo observación para “monitorear el crecimiento de las colas”.