Compartir

Dos agentes de la Guardia Civil estaban fuera de permiso la noche del sábado cuando vieron cómo se les acercaba un hombre con la intención de venderles cocaína.

Sucedía en Santiago de Compostela, hacia las 4 y media de la madrugada. Según ha publicado ‘La Voz de Galicia‘, tras recibir la oferta los agentes llamaron a la Policía Nacional que tuvieron que reducir al vendedor que presentó gran resistencia.

En el momento de la detención, el “camello” llevaba seis papelinas de cocaína. Tras su arresto, pasó a disposición judicial.