Compartir

El Black Friday también se celebra la ‘deep web’ o web profunda, donde se venden drogas, se pueden contratar los servicios de asesinos profesionales o comprar datos personales a mansalva, entre otros productos ilegales. Un mercado negro infinito, donde la única moneda válida es el bitcoin.

Las ofertas que estos días se lanzan de los comercios tradicionales, también se llevan a cabo en el inframundo digital, aseguró el experto en seguridad, James Chappell, a ‘SkyNews’.



“Hemos contrastado las mismas estrategias que usan los minoristas on line y comercios físicos en este tipo de mercados”, comentó Chappell. “Detectamos suculentos descuentos de hasta el 30% en la compra de estupefacientes y otros productos ilegales, y un tipo de publicidad muy similar a la tradicional, incluso creando anuncios propios”.

Independent

Una semana antes del Black Friday 2019, la compañía de Chappell encontró más de 1.600 publicaciones en foros ilegales en las que se hacia referencia a este tipo de chollos, informa ‘Independent’.

Entre 2017 y 2018, solo en Reino Unido, este mercado ilegal generó unas ganancias superiores a los 30 millones de euros.