Quantcast

Los carteles de vecinos con más arte y mala baba

Cuando coincidimos en el ascensor con un vecino no sabemos qué decir. Miramos al techo, miramos al suelo, vemos si los cristales están limpios. Si no tenemos más remedio que hablar, saludamos y hablamos del tiempo, pero poco más. El ascensor es una estancia muy incómoda por la cercanía y nadie se siente a gusto subiendo con desconocidos. Sin embargo, si hay un papel de por medio, todos nos volvemos más elocuentes. Y es el ascensor, esta estancia que no tiene ni 1 metro cuadrado, el mejor lugar para poder expresar nuestros mensajes y quejas mediante carteles.

Un papel en blanco, un bolígrafo, anonimato y el cóctel está servido. Si añadimos un poquito de mala baba y de ironía y a todo esto le hacemos una foto, tenemos un cartel viral. Últimamente se han hecho muy famosos los carteles que algunos cuelgan en los ascensores. En ellos expresan sus quejas ante un vecino. También se exponen anuncios o avisos para toda la comunidad. A veces el mensaje principal es lo gracioso. Otras veces hay alguien que se dedica a responder. Vamos a ver algunos de los carteles de vecinos en ascensores más divertidos y virales.

Carteles con mala baba 1

Los carteles de vecinos con más arte y mala baba

Comenzamos fuerte con esta lista de carteles. Este se queja de unos vecinos muy escandalosos que a deshoras se ponen a hacer sus tareas más íntimas. El vecino les afea su conducta de hacerlo a altas horas de la madrugada.

Además, les da la solución, si desean desatar toda su pasión, pueden ponerse un parche en la boca o cerrar las ventanas. Supongo que en invierno no van a ponerse a hacer estas cosas con las ventanas abiertas.

Comentarios de Facebook