Compartir

La crisis del Covid-19 está obligando a muchos negocios a explorar nuevas vías para mantenerse a flote. Uno de los sectores más perjudicados por la pandemia será sin duda la restauración. En España, por ejemplo, sabemos que se utilizarán mamparas para aislar a los comensales y evitar en la medida de lo posible la propagación de la enfermedad.

El restaurante ‘Bord för En‘ (Mesa para uno), un restaurante de la ciudad de Ransäter, en Suecia, ha ido más allá y ofrecerá sus servicios para un único cliente que no tendrá contacto alguno con nadie, ni siquiera con los camareros que atiendan el local.

El establecimiento, que abrirá sus puertas el próximo 10 de mayo, está situado al aire libre en medio de un descampado. Para evitar entrar en contacto con el cliente, los trabajadores usarán un sistema de poleas, y en el interior de una cesta le hacen llegar la comida.

El restaurante es propiedad de Linda Karlsson y de su marido, el chef Rasmus Persson, y mantendrá sus puertas abiertas hasta finales del mes de agosto.

‘Mesa para uno’ ofrece un menú de 3 platos y una bebida no alcohólica a cambio del precio que estipule el cliente.