Compartir

A diario son muchos los que hacen abdominales, consumen barritas energéticas o cocinan con sojas. Sin embargo no es oro todo lo que reluce, y estas prácticas no son tan recomendables como parecen. Repasamos 10 cosas que  creíamos saludables y no lo son

1Ingesta de suplementos vitamínicos

Una mayor accesibilidad a los medicamentos por parte de la sociedad ha dado como resultado, que una gran parte de la sociedad tome medicamentos de forma descontrolada y por motivos medicamente no contrastados. Esta familiaridad con medicamentos como el ibuprofeno o el paracetamol ha hecho que muchas personas vean la ingesta de suplementos vitamínicos como algo normal y habitual para completar su alimentación.

Este gesto que en un principio se puede considerar saludable, encierra una dolorosa verdad. Y es que según diversos estudios norteamericanos algunos de ellos no sólo no son beneficiosos, sino que guardan relación con enfermedades cardíacas y con la aparición del cáncer de pulmón si su ingiere de forma habitual. Además, otro factor negativo que tiene su consumo continuo es que impide al metabolismo aprovechar las vitaminas que obtiene de forma natural de los alimentos.

Atrás