martes, 22 septiembre 2020 17:42

Cerca de 7.500 personas asisten a los actos del festival Flamenco On Fire

Por séptimo año consecutivo, Flamenco on Fire ha convertido Tudela y Pamplona en capitales del flamenco. El festival, en una edición que demandaba su adaptación al Covid-19 y que ha seguido las directrices sanitarias, ha reunido a cerca de 7.500 asistentes a los actos celebrados durante cinco jornadas.

Del 26 al 30 de agosto, Flamenco on Fire ha reunido una amplia muestra de sensibilidades y propuestas en torno al arte flamenco, “que se ha visto recompensada por la respuesta del público”. Pese a la necesidad de reducir aforos para cumplir con las recomendaciones sanitarias, el festival ha reunido a cerca de 7.500 asistentes en los 30 conciertos, repartidos en 11 escenarios y en los que han participado más de 130 artistas.

El ciclo Grandes Conciertos arrancó el día 26 de agosto sumando a Tudela por primera vez a la programación del festival, con la actuación de Miguel Poveda, y continuó en Pamplona con los directos de Vicente Amigo, Farruquito, Colina, Carmona, Serrano y Barrueta, Pitingo y Chano Domínguez con la Orquesta Sinfónica de Navarra, dirigida por Óliver Díaz.

La programación de Calles, Balcones y Patios llevó una vez más el flamenco a toda la ciudad de Pamplona, utilizando lugares emblemáticos como escenario de sus distintos conciertos. Adaptando sus aforos a las recomendaciones, lugares como el Balcón del Ayuntamiento, la Plazuela de San José o Civivox Condestable albergaron los recitales de Remedios Amaya, Tomasa Guerrero La Macanita, Pepe Habichuela y Kiki Morente, Víctor Monge Serranito, Carmen La Talegona, Pedro Planillo, Jesús Carbonell, Antonio Serrano, Antonia Jiménez, Rafael de Utrera y El Perla, Jolis Muñoz, María Vizarraga y Ñoño y el taller de flamenco para niños de Torombo, colgando el cartel de localidades agotadas.

El escenario Ciudadela SXXI albergó las propuestas más innovadoras de la escena flamenca actual a lo largo de dos jornadas, los días 29 y 30. Los directos de María Peláe, Labudú, Romeromartín y Los Chichos ofrecieron una amplia muestra de los distintos caminos por los que puede discurrir el flamenco en el presente y en el futuro.

Las condiciones meteorológicas vividas el sábado 29 hicieron imposible continuar con los conciertos de Los Voluble y Raúl Cantizano y Tomasa Guerrero La Macanita previstos en este escenario, por lo que Flamenco on Fire devolverá el precio íntegro de la totalidad de las entradas adquiridas para ese escenario y día. Hoy, día 1 de septiembre, se ha comenzado con el procedimiento de devolución, ha informado la organización.

Esta VII edición, que ha rendido un especial homenaje al maestro Agustín Castellón ‘Sabicas’ en el 30 aniversario de desaparición, las Jornadas Eterno Sabicas profundizaron en su figura a través de las conferencias de José Manuel Gamboa y Carlos Martín Ballester dedicadas al guitarrista pamplonés, el documental Revelando a Mario, sobre la trayectoria de Mario Pacheco, y el documental El fabuloso Sabicas. Para todas estas actividades se agotaron las localidades.

Dentro de la estrategia de accesibilidad y difusión internacional del flamenco iniciada por el festival a través de internet y otros medios audiovisuales, varios de los Grandes Conciertos de la VII edición del festival se han podido seguir a través de streaming en directo gracias a la colaboración de NICDO. En esta misma línea, es destacable el acuerdo de colaboración alcanzado con el Teatro Coliseo de Buenos Aires que permitirá, a partir de próximo día 4 de septiembre y durante 30 días, disfrutar en todo Latinoamérica de distintos contenidos de la VII edición del festival. Igualmente, y gracias al acuerdo alcanzado entre Flamenco On Fire y el Grupo RTVE, se emitirán cuatro programas especiales en La 2, en horario de noche, con un resumen de las principales actuaciones del festival. Los programas se emitirán entre el 14 y el 17 de septiembre, en pase único en España.

En términos de comunicación durante Flamenco On Fire se han producido este año más de 600 noticias en medios, se han realizado más de 100 entrevistas a artistas y la organización estima un valor del conjunto de las apariciones en medios equivalente a cerca de 14 millones de euros.

En la rueda de prensa de balance de esta edición, María García-Barberena, concejala de Cultura del Ayuntamiento de Pamplona, ha señalado que “Pamplona se ha convertido un año más en la capital del flamenco” y ha agradecido a la organización y al público el hecho de que “todos los recintos hayan seguido las normas de seguridad”. De la misma forma, ha destacado el “importante retorno mediático conseguido, que nos posiciona turísticamente como una ciudad cultural”.

María Antonia Rodríguez, directora gerente de la Fundación Baluarte, ha resaltado de esta edición el hecho de que “a pesar de las incertidumbres se ha trabajado con firmeza y convicción, en una apuesta valiente por parte del festival por mantener un evento que ha posicionado a Navarra”. En su intervención, ha recalcado el trabajo que ha supuesto que el Auditorio Baluarte se convirtiese en “un escenario completamente seguro”, que ha permitido al público “vivir un deleite de los sentidos asistir en cada una de las actuaciones”.

José María Agramonte, presidente de la Comunidad de Bardenas Reales, ha hablado de la importancia de “traer Flamenco on Fire a Tudela, de manera que se visualiza a la comunidad de Bardenas”, por lo que ha expresado su agradecimiento a la organización del festival y al Ayuntamiento de Tudela y el deseo de continuar trabajando para sumar actividades en la comunidad de Bardenas Reales en futuras ediciones.

Javier Lacunza, director gerente de NICDO, ha comentado que las instituciones públicas navarras “no hemos estado estáticas durante la pandemia, en esos meses de parón, nadie se ha quedado quieto”, de manera que se han podido preparar unas “producciones de streaming de altísimo nivel”, que han sido visionadas “desde Japón o Latinoamérica”. De la misma forma, ha incidido en que los conciertos realizados en Baluarte han supuesto “un trabajo enorme, como si reinaugurásemos 17 años después” por las medidas de seguridad.

Juan Casero, director de Flamenco on Fire, ha dado cuenta del “desafío al que nos hemos enfrentado y la valentía e implicación de todas las instituciones y empresas colaboradoras, sin las cuales el festival no hubiera sido posible”. “Era muy importante celebrar el festival este año para rendir homenaje al maestro Sabicas, y también para lanzar un mensaje de esperanza, el mensaje de que es posible continuar y resistir a lo que nos sucede gracias a la cultura y a la música”, ha dicho, para agradecer “el comportamiento ejemplar del público en todo momento”.

Por su parte, Arturo Fernández, director de Flamenco on Fire, ha considerado “francamente positivos” los datos de asistencia, así como el hecho de que no se hayan registrado incidencias relacionadas con las medidas de seguridad.