Quantcast

Cómo quitar el mal olor del fregadero

El mal olor que sale de una tubería, tanto del baño como del fregadero de la cocina, resultan ser muy incómodos. De hecho, aparecen en el momento menos esperado. En particular, cuando existe unan gran cantidad de humedad o cuando va a producirse una modificación brusca de las condiciones del tiempo. Probablemente no sepas que hay remedios caseros para eliminarlos y te los vamos a mostrar.

¿De dónde proviene ese mal olor del fregadero?

De dónde proviene ese mal olor del fregadero

Básicamente, debemos decirte que, en algunos casos, ese mal olor proviene de la descomposición de restos de alimentos y aceites que se quedan acumulados en las tuberías de tu fregadero y tienes que eliminar el mal olor de la cocina. Pero si el mal olor proviene del baño, entonces puede ser que provenga de sustancias orgánicas y jabones que se quedan acumulados en sus cañerías. Una solución es que te preocupes por limpiar con cierta regularidad las cañerías de los baños y del fregadero, pero eso normalmente tiende a eliminar de forma momentánea el problema.

Pero,  en muchos supuestos, el problema va a volver a repetirse y en un tiempo muy próximo. No importa cuántos sean los productos de limpieza que emplees, porque si no se busca una solución definitiva verdaderamente efectiva, que tenga como consecuencia que logres eliminar el mal olor de las tuberías, ese problema va a presentarse de nuevo.

Opciones que existen para limpiar las tuberías del fregadero

Opciones que existen para limpiar las tuberías del fregadero

Muchas personas emplean productos que se venden en droguerías para tratar de quitar el mal olor del fregadero. Pero esto no siempre lo vas a lograr de forma fácil. Otro elemento que debes considerar es que la mayoría de estos productos contienen sustancias químicas que, en muchos casos, resultan ser perjudiciales para el medio ambiente y para tu salud, debido a que pueden ser agresivos con los ojos, la piel o las vías respiratorias.

Explicado lo anterior, lo que más te conviene es que emplees ingredientes naturales para acabar de una vez con el problema, porque debes recordar que los productos químicos de limpieza que compras en una tienda o supermercado es que, aunque hacen su trabajo, pueden producir un impacto significativo en el medio ambiente.

Los peligros de los artículos de limpieza tóxicos del fregadero

Los peligros de los artículos de limpieza tóxicos del fregadero

Hay siempre peligros al poner esta clase de toxinas en el sistema del alcantarillado. En la gran mayoría de las oportunidades todo va a estar bien, pero en otras oportunidades, en sitios en los que ocurre un aguacero, puede ocurrir que el sistema del alcantarillado, puede ser que se inunde y que el desbordamiento del sistema del alcantarillado puede ingresar en el sistema de aguas pluviales y esto, igualmente, se puede disolver en el medio ambiente.

Los productos de limpieza química igualmente emplean sustancias químicas que son tan poderosas y peligrosas, que ya vienen con una etiqueta que advierte que poseen efectos nocivos y se tienen que alejar del alcance de los niños, así como instrucciones sobre lo que tienes que hacer si por mala suerte o por falta de cuidado, se traga, se inhala o incluso dejas que toque tu piel, como puede pasar si acostumbras limpiar el hogar con amoniaco.

Por ello, emplear esta clase de limpiadores químicos representa un peligro para tu salud. Seguramente, tu intención es mantener todo en tu hogar absolutamente higienizado y limpio, pero resulta que, en muchos casos, las sustancias que estas usando para limpiar tu casa, pueden terminar por ser tu peor enemigo, mayor que lo que te puede ocurrir en un baño que no se ha limpiado.

De hecho, hasta el jabón antibacterial que se encuentra etiquetado como un 99.9% potente para eliminar los gérmenes y las bacterias, puede resultar ser absolutamente perjudicial para tu salud si lo usas con mucha frecuentemente.

Buenos sustitutos a los productos tóxicos para limpiar el fregadero

Buenos sustitutos a los productos tóxicos para limpiar el fregadero

Hay varios remedios caseros en los que vas a emplear productos que normalmente ya tienes en tu casa, y que poseen buenos resultados, así que vamos a mostrártelos:

El café

El café

Aunque no lo creas, el café es uno de los remedios caseros que más se empelan en lo que a deshacerse de malos olores está relacionado. Lo mejor del café es que puedes utilizar granos de café o borras que ya hayas usado. Se trata de un aprovechamiento por reutilización que es muy útil. Tira el café por el desagüe y procura no tener que abrir los grifos, por lo menos, durante algunas horas.

El bicarbonato de sodio y el vinagre blanco

El bicarbonato de sodio y el vinagre blanco

Existe otro remedio casero que es muy eficaz para eliminar los malos olores, y es que las tuberías del fregadero las puedes limpiar de manera natural con una mezcla que puedes elaborar empleando bicarbonato de sodio y vinagre blanco.

De hecho, el vinagre blanco y el bicarbonato son dos ingredientes que no producen ningún mal efecto en el medio ambiente, que además matan a los hongos, eliminan la acumulación de grasa y logran limpiar muchas otras sustancias que producen los malos olores.

Sin embargo, se trata de un remedio casero que va a requerir que tengas un poco de constancia y disciplina, debido a que tendrás que dejar de aplicarlo cada cierto tiempo y  volverlo a repetir cuando se vuelvan a presentar los malos olores y no siempre vas a obtener los mejores resultados de limpieza.

El agua caliente con jabón líquido

El agua caliente con jabón líquido

En caso de que se trata de un olor que no perdura mucho, suele ser suficiente que utilices una combinación de agua muy caliente y jabón líquido para que logres deshacerte de los malos olores. Si hechas la suficiente cantidad de agua caliente, con mucho cuidado, por el desagüe de la cocina, lograrás despegar la grasa y los restos que queden en el interior de la tubería.

De forma general, bastará con que hagas una mezcla de dos litros de agua a alta temperatura, agregando un par de cucharadas de jabón líquido en el fregadero. Eso sí, tienes que dejar que la mezcla actúe durante una o dos horas, antes de que vuelvas a utilizar el fregadero.

Aunque en el caso del agua caliente, se trata de una actividad que tienes que convertir en una rutina de limpieza que adoptarás semanalmente o cada quince días, porque tiene que ser mantenida en el tiempo, ya que no va a ser suficiente con que lo hagas una sola vez para resolver el problema.

De hecho, recuerda que una vez puede haber logrado remover los desechos y grasas que producen el mal olor hoy, pero dentro de 6 meses habrá acumulación de los mismos residuos en la tubería de tu  fregadero y tendrás que volver a verter el agua caliente con jabón líquido varias veces.

La sal gruesa con limón

La sal gruesa con limón

Otro truco casero que pueden utilizar es mezclar media taza de sal gruesa con otra de zumo de limón y echarla por el desagüe del fregadero. Luego espera un rato para que la mezcla haga su trabajo, alrededor de unos 20 minutos, y el último paso es que agregues un litro de agua hirviendo por el desagüe para que arrastre los restos.

Comentarios de Facebook