Quantcast

Cómo cocer mejillones para que queden en su punto

Si te apetece comer marisco, los mejillones son el tipo perfecto para cocinar en cualquier momento, convirtiéndolo en el plato preferido de muchos gracias a que son muy versátiles.

cómo cocer mejillones
Cómo cocer mejillones

Los mejillones se pueden preparar de múltiples maneras, aunque la preferida para muchos es hacerlo al vapor, pues es la forma más tradicional, además que son muy nutritivos con una carga de proteínas alta y poca cantidad de calorías, resultando ser beneficiosos desde diversas perspectivas.

Aunque existan muchas otras preparaciones, cocinarlas al vapor requiere muy poco tiempo de dedicación y no lleva ingredientes extras. Ten en cuenta su limpieza, cocción y preparación serán el punto necesario para obtener un resultado en la cocción al vapor perfecto.

Ingredientes esenciales para esta receta:

  • 1 kg de mejillones
  • ½ taza de vino blanco de calidad
  • ½ limón
  • Agua

Pasos para cocer mejillones:

pasos para cocer mejillones

Debemos tener presente que los mejillones son moluscos vivos, por lo cual se debe tener la precaución de no consumirlos más allá de dos días después de su captura. 

1: Descarta los que estén con la concha rota, abiertos o que no cierren al tocarlo

2: Seguidamente, colócalos debajo de la llave del grifo y utilizando un cuchillo límpialos eliminando cualquier resto e impurezas

3: Coloca al fuego una olla con agua que cubra su fondo ya que los mariscos despedirán agua

4: Agrega el vino blanco y coloca los mejillones.

5: Al hervir. tapar la olla y déjalos al fuego durante 5 minutos más.

6: Pasado este tiempo, verifica si ya se abrieron.

7: Si ya abrieron escurre el agua conun colador, si deseas puedes guardar esta agua para utilizarla posteriormente en un caldo de pescado.

8: Se sirven calientes con sal y limón al gusto.

Consejo

Si después de comprarlos no los usarás al momento, puedes preservarlo en el refrigerador no más de dos días. Ten en cuenta que debes cubrir el recipiente colocando un papel de cocina humedecido con agua

Diferentes formas de preparar mejillones

Cómo cocer mejillones - Fácil

Con limón y pimienta

Si deseas además del limón y la pimienta, puedes agregarle hojas de laurel y vino blanco al gusto. Y para resaltar su sabor agrégale perejil y pimentón dulce o picante.

Sacar las ‘valvas”

Utilizando pinzas de punta fina ubica los filamentos o barbas que generalmente estas adheridos a las conchas y retíralos con fuerza.

Posteriormente debes raspar las conchas con un cuchillo eliminando cualquier adherencia que tenga. luego de esto frótalo con un cepillo de celdas cortas por todos los lados, al paso que lo vas limpiando colócalos en un bol.

Poner en remojo

Prepara una mezcla de agua fría con sal y remójalos con esta mezcla hasta que suelten todas las impurezas que puedan tener su parte interna. Sustituye el agua un par de veces y frotarlos entre sí. 

Cocer y abrir

Colócalos en una cazuela con poca agua y calentar a fuego alto hasta que abran, te puedes ayudar moviendo la cazuela de vez en cuando con movimientos fuertes para que abran más rápido.

Recuerda desechar los que no se abran

Aderezar

Aunque existen diferentes aderezos para los mejillones los cuales puedes usar según tus gustos, te sugerimos esta idea que resaltará su sabor:

Coloca en una olla o cazuela un vasito de vino blanco, agrega laurel al gusto y coloca unos aritos de cebolla, puedes agregar también unas cascaras de limón. Esta mezcla dará un rico sabor a los mejillones.

10 trucos útiles

Cómo cocer mejillones paso a paso

1 – Asegúrate que al adquirirlo éstos estén frescos y sean de buena calidad, aunque igualmente puedes elegirlos cocidos o congelados, sin embargo, éstos nunca presentarán el mismo sabor

2 – Otra observación a tener en cuenta al momento de comprarlos es que estén bien cerrados o casi cerrado, si estuvieran abiertos puedes comprar que están en buen estado y esto lo confirmas golpeándolo o palpándolo con las manos, con esta acción deben reaccionar, de lo contrario están en mal estado, ten en cuenta que éstos deben ser consumidos antes de los tres días después de la adquisición  

 3 – Para lograr que se conserven vivos y en excelente estado hasta su preparación debes envolverlos en un paño humedecido con agua manteniéndolos en la parte menos fría de del refrigerador, es decir, en la zona de las verduras.

4 – Al adquirirlo en presentación enlatada es necesario tomar en cuenta algunas precauciones como por ejemplo las siguientes:

  • Asegúrate que las latas no estén abombadas ni abolladas, si es así, descártalo.
  • Que no tengan líquidos en su parte superior
  • Si compras en un mercado al aire libre bajo ninguna circunstancia compres latas que estén expuestas al sol.
  • Al momento de utilizarlos, es decir, al abrir el envase si no consumes todo su contenido recuerda guardar los sobrantes en un envase tapado, nunca en la misma lata

5 – La forma más fácil de limpiar los mejillones es un estropajo de acero como los que usas para limpiar las cacerolas, frota los mejillones debajo del grifo de agua fría

 6 – Si al cocinarlo te quedan un poco secos puedes preparar una besamel con cebolla y si deseas añádele pimientos rojos. 

7 – Otra forma de prepararlos es sin colocarles agua ni sal, dejando que se cocinen con su propio jugo y solo debes agregarle un poco de aceite de Olivia o un poco de vino al gusto, y si deseas coloca una hoja de laurel

8 – Para que te queden brillantes debes controlar el tiempo de cocción  

 9 – Al estar cocidos, elimina los que estén cerrados.

10 –  Es primordial tomar en cuenta el olor del jugo que sueltan, éste debe oler a mar, en este caso puedes colocarlo y congelarlo, te pueden servir para otra preparación. Si por el contrario presentan un olor regular debes descartarlo.

Comentarios de Facebook