Quantcast

La Policía Local de Alicante denuncia a 52 personas por incumplir el toque de queda

La Policía Local de Alicante ha impuesto durante la pasada noche un total de 52 denuncias por incumplir el toque de queda y no llevar mascarilla, ha disuelto una fiesta en un apartamento turístico y ha sancionado a cuatro establecimientos en el dispositivo de vigilancia y control nocturno para garantizar el cumplimiento de las medidas sanitarias y de seguridad frente a la Covid-19.

Los agentes han disuelto de madrugada una fiesta con nueve personas en un apartamento turístico alquilado en calle San Carlos. La Policía Local sancionó a todos los participantes por no llevar mascarilla y por generar molestias acústicas, con música elevada, gritos y alteración de la convivencia ciudadana, ha informado el consistorio en un comunicado.

Por otro lado, las unidades Goir, Fox y del Servicio Nocturno han sancionado a cuatro locales, uno situado en la calle Barón de Finestrat, denunciado por tener habilitada la pista de baile y no mantener la distancia de seguridad entre las mesas, y un segundo por mantener en el velador una pantalla donde se emitía un partido de fútbol.

Además, sobre las 23.30 horas, la Policía ha intervenido en la zona del Puerto en dos establecimientos que habían sido denunciados por incumplir el aforo de sillas y no mantener distancias de seguridad entre las mesas.

Durante la noche, los agentes policiales han localizado y denunciado a 23 personas por no llevar mascarilla y ha disuelto un botellón con tres actas de consumo de bebidas alcohólicas en vía pública. Además, han impuesto cuatro actas por infracción a la Ley de Seguridad Ciudadana y otras cuatro por no mantener la distancia de seguridad mientras fumaban.

Asimismo, en los controles de tráfico y la vigilancia organizados en diferentes accesos y salidas de la ciudad para hacer cumplir el toque de queda, se han sancionado a 18 personas que no han justificado sus desplazamientos.

Concretamente, entre las 01.10 y las 03.20 horas los agentes han localizado a seis personas que se encontraban en la vía pública sin motivo justificado, dos en calle Colombia, dos en Escritor Ferrandiz Torremocha y otras dos personas en la calle Olivino, que alegaron volver de una farmacia de comprar Apiretal, sin presentar el producto ni ticket que permita justificar dicha manifestación.

El concejal de Seguridad, José Ramón González, ha destacado el “comportamiento ejemplar” de los locales de hostelería, que “han cumplido todas las nuevas medidas y aforos esta noche en el centro, Castaños, la avenida de Pintor Javier Soler y Casco Antiguo, cerrando a su hora y sin ningún incidente”.

El edil de Seguridad ha pedido a los ciudadanos “un esfuerzo, manteniendo la máxima prevención higiénico sanitaria y el uso de la mascarilla”. “Debemos ser cautos con las reuniones familiares y sociales, evitar celebraciones ya que estamos en un momento complicado y cuando se celebran fiestas se pone en riesgo la salud de todos y se incrementan las posibilidades de contagio y de ser vectores de transmisión del virus”, ha agregado.

VIGILANCIA Y DISCIPLINA DE TRÁFICO

La Policía Local ha organizado un amplio dispositivo de vigilancia y disciplina de tráfico y ha realizado diversos controles de alcoholemia. Así, a las 23.30 horas, ha localizado en Rambla con Alfonso El Sabio a un ciclomotor cuyo conductor no portaba casco de protección, que presentaba además síntomas de ir bajo la influencia de bebidas alcohólicas y que se negó a someterse a las pruebas de alcoholemia. Los agentes le han instruido un atestado por un delito de conducción influenciada y negativa a someterse a las pruebas y el ciclomotor ha sido retirado a depósito.

En este sentido, los agentes también han interceptado a dos ciclomotores más, uno a las 23.50 horas en la avenida de Las Naciones, con conducción anómala, cuyo conductor ha dado positivo en las pruebas de alcoholemia, y otro en la calle Juan Sanchis Candela.

Asimismo, otra dotación de Policía Local ha interceptado una motocicleta, cuyo conductor circulaba bajo la influencia de bebidas alcohólicas. Por ello, los agentes le han instruido un atestado por delito contra la seguridad vial, siendo citado para la celebración de juicio rápido.

Finalmente, la Policía y los bomberos del SPEIS han intervenido en la extinción de un incendio en un contenedor de residuos orgánicos situado en la calle Miriam Blasco. Los agentes han tenido que avisar al titular de un vehículo próximo para que lo retirase con el objetivo de evitar que el fuego afectase al turismo.

Comentarios de Facebook