Quantcast

Una parroquia de Sueca (Valencia), cerrada al culto por peligro de desprendimientos de su cúpula

La parroquia Nuestra Señora de Sales de Sueca (Valencia), en donde se venera la imagen de la patrona de la localidad del siglo XIV, ha sido cerrada al culto por peligro de desprendimientos de su cúpula, cuyo estado de deterioro por una grieta ha empeorado tras las lluvias torrenciales registradas en los últimos días, según ha informado el Arzobispado en un comunicado.

Así, el pasado viernes, tras registrarse en la localidad 372 litros de agua por metro cuadrado en 24 horas, técnicos del Ayuntamiento realizaron una inspección en el templo y fue acordonado para evitar posibles riesgos, conforme explica el párroco, Alejandro Navarro, que está agilizando los trámites a la espera de una nueva respuesta de la administración sobre el procedimiento a seguir a partir de ahora.

La grieta permanece en el templo desde hace varios años, pero los últimos temporales como la borrasca ‘Gloria’ el pasado mes de enero y las intensas lluvias del pasado viernes han empeorado su estado.

La reparación de la grieta “era una intervención prevista y pendiente pero el estado de la cúpula hasta ahora no constituía peligro porque no había daño estructural”. Sin embargo, “vino luego Gloria, el confinamiento y, tras éste, tuvieron que hacerse otras obras urgentes de peligro de derrumbe en el colegio parroquial de Nuestra Señora de Fátima”.

Tras las intensas lluvias del viernes, fue cuando los técnicos del Ayuntamiento, conocedores de la situación, tomaron la decisión de cerrar el templo ante posibles desprendimientos. De momento, las celebraciones litúrgicas y actividades previstas desde el pasado fin de semana, los grupos de catequesis, y las misas dominicales se han trasladado a la parroquia Nuestra Señora de Fátima, de la que Alejandro Navarro es también párroco.

Comentarios de Facebook