Quantcast

Navarra confina San Adrián ante el aumento de la incidencia del Covid-19

Esta medianoche ha entrado en vigor el confinamiento en San Adrián ante el incremento de la incidencia del Covid-19 en esta localidad de algo más de 6.000 habitantes, donde la incidencia acumulada de los últimos 14 días es de 1.399 casos por 100.000 habitantes.

La actuación, aprobada mediante Orden Foral de la consejera de Salud, tendrá una duración inicial de una semana, prorrogable según la evolución de la situación epidemiológica. Las medidas incluyen restricciones en horarios, aforos y número de personas por grupo referidas al ámbito públicos (hostelería, comercio, deporte, cultura, etc.) y privado, pero también limitaciones a las salidas y entradas de la localidad que quedan reservadas para los desplazamientos imprescindibles.

San Adrián ha registrado una incidencia acumulada en los últimos 14 días de 1.399 casos por 100.000 habitantes. La mayor parte de los casos están asociados a brotes de origen familiar, social y/o laboral, según ha informado el Gobierno de Navarra.

Entre las medidas adoptadas se incluyen la restricción de grupos de más de seis personas -ya vigente para el ámbito público- en el ámbito privado. En segundo lugar, se limitan las entradas y salidas del municipio (no así de los domicilios) exceptuando desplazamientos que tienen que ver con obligaciones laborales, sanitarias, educativas, retorno a la residencia habitual, atención a personas vulnerables y otras causas de fuerza mayor.

Por sectores, los establecimientos hosteleros deberán cerrar para las 22 horas con aforos del 50% (en el interior y en terrazas) pudiendo servir sólo en mesas con grupos de no más de seis personas. Esa misma limitación de aforo regirá para comercio, mercadillos, etc., además de otras restricciones en diferentes eventos sociales. También se clausurarán diferentes instalaciones deportivas, culturales y parques públicos, mientras que en el ámbito educativo rige el protocolo correspondiente.

Todas estas medidas responden a un análisis de la tipología de los contactos y serán objeto del correspondiente seguimiento y evaluación epidemiológica por parte del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN).

En cuanto al régimen sancionador, la Orden Foral remite al Decreto-Ley Foral 9/2020 ya vigente que contempla sanciones de hasta 3.000 euros en el caso de ser leves, y de 3.000 a 60.000 euros si son graves.

Comentarios de Facebook