jueves, 1 octubre 2020 19:34

Junta y asociaciones agrarias evalúan los daños del incendio de Almonaster

El secretario general de Agricultura, Ganadería y Alimentación de la Junta de Andalucía, Vicente Pérez, y el delegado territorial de Agricultura de Huelva, Álvaro Burgos, se reúnen este viernes a las 10,00 horas en la Delegación de Agricultura de Huelva con las asociaciones agrarias para evaluar los daños en la agricultura, ganadería y silvicultura derivados del incendio declarado el pasado 27 de agosto en Almonaster la Real (Huelva) y que se encuentra controlado en estos momentos.

Esta reunión, según informó la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, se lleva a cabo para “poner el valor los daños que se hayan podido ocasionar” con el incendio y “a fin de recuperar el potencial del sector”.

De este modo, desde Asaja indicaron a Europa Press que en este incendio habían ardido “miles de hectáreas de un alto valor medioambiental y ecológico”, que había afectado a la fauna silvestre y cinegética, a la ganadería y explotaciones forestales “de gran valor económico e impacto social”.

En este sentido, desde la organización puntualizaron que alrededor de medio centenar de socios de Asaja-Huelva habían resultado afectados en distinto grado y que algunos de ellos habían perdido varias explotaciones, “por lo que el drama es mayúsculo”. “Muchas cabezas de ganado ovino, bovino y porcino y también diversas especies cinegéticas han perecido calcinadas o ahogadas al tratar de escapar de las llamas, causando un enorme perjuicio a estos propietarios y un gran dolor también”, indicaron.

Por su parte, la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) de Andalucía, señaló que el incendio había “arrasado” con numerosos asentamientos apícolas, con miles de abejas, y quemado ovejas, cabras y vacas.

En esta misma línea, desde UPA Huelva indicaron que los daños son “muy graves” y que “no podrán ser cuantificados ni evaluados hasta que el fuego quede extinto por completo, una vez que los propietarios y los técnicos de Medio Ambiente puedan acceder a las explotaciones”.

SUPERFICIE

Según datos provisionales, un 20,43 por ciento de la superficie quemada se corresponde con arbolado, y de ella, el 50 por ciento es eucalipto.

Por otro lado, casi el 40 por ciento de la extensión afectada estaba cubierta de matorral y el 40,5 por ciento tenía consideración de pastizal y suelo, a la par que ha reiterado que ninguna de estas superficies se encuentra incluida en el territorio Parque Natural de Sierra de Aracena y Picos de Aroche.

De este modo, y al no poder ofrecer los datos definitivos por no estar extinguido el incendio, las estimaciones que incluye el informe preliminar que presentó este miércoles la Junta de Andalucía recogen, entre otros datos provisionales, que el perímetro recorrido por el fuego ronda las 16.900 hectáreas, y que las quemadas serían más de 10.000, ya que aunque en un principio se habló de 12.000, serán “mas precisos cuando estén claras”.