Compartir

El crucero Silver Shadow, de la compañía Silversea Cruises, ha atracado por primera vez en el Puerto de Motril, procedente de Gilbraltar. Con tal motivo, y como manda la tradición, se le ha hecho entrega al capitán de una metopa en un acto a bordo del buque al que han acudido el presidente de la Autoridad Portuaria, José García Fuentes, y los tenientes de alcalde del Ayuntamiento de Motril, Nicolás Navarro y José Lemos. 

Del total de 663 personas a bordo, entre pasaje y tripulación, el 50 por ciento de sus ocupantes han tenido la posibilidad de visitar la ciudad de Motril en los dos autobuses lanzadera que de forma gratuita han conectado el muelle Dique con la oficina de turismo, en el centro urbano, “en un ejemplo de colaboración institucional”, según García Fuentes.  Además, a pie de muelle se les ha ofrecido una degustación de dulces típicos de la zona.

“Oportunidades de negocio”

“Los cruceros y la industria que mueve alrededor abren distintas oportunidades de negocio y en esa línea se está desarrollando la estrategia de promoción que venimos haciendo desde la Autoridad Portuaria, conscientes de que el reclamo turístico que supone la Alhambra repercute en beneficio de todos”, ha indicado García Fuentes que ha desvelado que fruto de ese trabajo es la posible llegada en los próximos años de dos nuevas navieras: Scenic y Viking, según informa la Autoridad Portuaria de Motril en un comunicado.

El teniente de alcalde del Ayuntamiento de Motril, Nicolás Navarro, ha aprovechado la llegada del crucero Silver Shadow para anunciar que el próximo otoño se va a poner en marcha la doble señalización en el municipio, no solo en español sino también en inglés.  “Es importante que todos los visitantes puedan tener una estancia agradable y accesible para que el idioma no sea un problema para moverse por la ciudad”. 

“Para la imagen de Motril y la provincia es importante que al Puerto lleguen cruceros como el Silver Shadow para que sus pasajeros conozcan y descubran la oferta global que tenemos en la zona”, ha indicado el teniente de alcalde de Turismo, José Lemos.

Productos locales

El precio del pasaje supera los 4.500 euros, de ahí que esté incluido en el segmento luxuri, para una travesía que se inició en Lisboa y finalizará en Barcelona, tras haber visitado Portimao, Cádiz, Gibraltar, Motril, Valencia, Ibiza, y Palma de Mallorca.  Muchas son las particularidades de este crucero, entre otras que los pasajeros que hoy han comido a bordo se han encontrado en el menú platos con la presencia de productos locales, como aguacate y quisquilla de Motril.