Compartir

El Puerto de Motril ha recibido tres convoyes de transportes especiales cargados con sendas palas eólicas de 74 metros de longitud cada una, después de recorrer los 320 kilómetros que separan la localidad de Daimiel, en Ciudad Real, de Motril. Se trata de las palas de mayores dimensiones que en la actualidad se fabrican en España y que por primera vez han llegado al Puerto de Motril para la exportación vía marítima.

El presidente de la Autoridad Portuaria de Motril, José García Fuentes, ha remarcado las ventajas de este tipo de mercancía por el “gran valor añadido para la economía y por ser totalmente respetuosa con el medio ambiente”.

En 2018 se han embarcado en el Puerto de Motril 908 palas de 62 metros, que en línea recta hubiesen cubierto la distancia entre Granada y la Costa Tropical. En los primeros cuatro meses han sido 172, según informa la Autoridad Portuaria de Motril en un comunicado remitido a Qué Granada.

Esta nueva pala sustituye a la de 62 metros que hasta ahora fabricaba la empresa danesa Vestas Daimiel y que ha quedado descatalogada. Al tratarse de una pieza de mayores dimensiones, 12 metros más larga, han sido necesarias diferentes obras en la planta de Ciudad Real para la instalación de la nueva línea de producción. El nombre de la pala, V150, hace referencia al diámetro del giro total del molino de viento.

Tráfico de mercancías en el primer trimestre

Por otra parte, el Puerto de Motril ha cerrado el balance del primer trimestre del año con un tráfico total de mercancías de 715.634 toneladas, casi en idénticos números que 2018, considerado el segundo mejor ejercicio desde la creación de la Autoridad Portuaria.

Los graneles sólidos son los que mejor se han comportado de enero a marzo, pasando de 123.418 toneladas a 145.744 este año, principalmente minerales y biomasa. Un crecimiento del 18% que hace que el Puerto de Motril se sitúe como el segundo que más ha crecido en granel sólido de Andalucía en dato porcentual, por detrás del gigante de Bahía de Algeciras. Este buen dato ha contribuido a contrarrestar el “ligero descenso” en mercancía general y granel líquido.