Compartir

Arbo, 15 de febrero de 2019.-Las inclemencias meteorológicas (lluvia y fuerte viento fundamentalmente) del pasado mes, causaron daños en algunos caminos municipales pertenecientes al Concello de Arbo, como fueron por ejemplo el Vial de Laceira en Mandelos-Cequeliños o el Vial que une la PO-400 con la Rúa Antonia Tovar, entre otros.

Los caminos municipales de todo el territorio del ayuntamiento de Arbo, llevan ya un gran número de años en funcionamiento, sin ningún tipo de mantenimiento por parte del anterior gobierno y precisan de unas obras de mejora que en este momento se convierten en imprescindibles.

El citado paso del tiempo, el paso de los vehículos y peatones y las frecuentes inclemencias meteorológicas, así como el abandono y el descuido del anterior gobierno están haciendo que el alcalde, Horacio Gil, esté acometiendo obras en todas las parroquias, locales municipales y espacios públicos como parques, jardines, senderos…

En los últimos días las obras realizadas corresponden por ejemplo a las del Vial de Laceira en Mandelos-Cequeliños, el Vial que une la PO-400 con la Rúa Antonia Tovar o el pintado de la barandilla en el Paseo Fluvial de la Estación, entre otras.

Según manifiesta el alcalde del Concello de Arbo, con estas actuaciones previstas se pretende mejorar el servicio que ofrecen estos viales municipales para los usuarios, pues son caminos muy utilizados tanto por vehículos como por peatones.