Compartir

El Concello de Arbo finalizó las obras de mejoras y adecuación de las piscinas municipales y su recinto. Unas actuaciones adjudicadas por 79.482 euros y que incluyen una pequeña plaza con pavimento de hormigón y zona ajardinada. Ésta se ejecutó con una pendiente mínima hacia el vial y está delimitada con bolardos para evitar que sea invadida por los automóviles.
Asimismo, se contruyó una caseta de dimensiones mínimas, cuya envolvente aporta transparencia y ligereza a la construcción. También cuenta con un cierre para delimitar sus distintas zonas, lo que permitirá un funcionamiento conjunto o independiente de las dos piscinas.
Las obras en el recinto también incluyen un cierre que da acceso al recinto y la delimitación entre zona de piscina y zona deportiva de juegos. Un cierre modulado con una disposición irregular de sus elementos, con puertas correderas de amplias dimensiones igualmente para que se puedan comunicar las distintas zonas.
También se aplicó un lavado a alto presión, cepillado y lijado y una posterior capa de pintura lisa de color negro a la pérgola adosada al edificio de servicio, que se encontraba en mal estado. Las luminarias convencionales se sustituyeron por otras de tecnología led.
Se reparó también la cubierta y las ventanas y se pintó toda la fachada. También se reparó la pista polideportiva.
Por otro lado, se completó el cierre vegetal con setos que aportan variedad cromática y sobre la cubierta de la sala de calderas se colocaron jardineras de acero cortén.

En la piscina de Arbo, ya se realizaron obras el año pasado, consistentes en la mejora de las piscinas, tanto en la grande como en la pequeño, por el deterioro acauso del abandono de las mismas del anterior gobierno, manifiesta el alcalde del Concello de Arbo, Horacio Gil. El regidor también afirma que cada año son mas los usuarios de otros concellos y del país vecino Portugal que vienen a disfrutar de las instalaciones en verano.
Estas mejoras se suman a las que el actual gobierno lleva realizado en todas las instalaciones del Concello, como en el caso del pabellón, campo de futbol, biblioteca, auditorio entre otras.