Quantcast

Euskadi dice que los niveles de contagio “son muy altos” y que la presión hospitalaria aumentará

El portavoz y consejero de Cultura y Política Lingüística del Gobierno Vasco, Bingen Zupiria, ha advertido este jueves que los niveles de contagio del coronavirus en Euskadi son “muy altos y graves” y ha previsto que la presión hospitalaria lllegará a ser “más notable y dura” en algunas semanas.

En una entrevista concedida a Euskadi Irratia, Zupiria ha explicado que, en primer lugar, el Departamento de Salud analiza cuál es la expansión de la covid-19 y el aumento de los contagios, que se encuenta en niveles “muy altos y graves”.

Además, las autoridades sanitarias evalúan la situación en el sistema de salud, tanto en lo referente a los centros de atención primaria como a los hospitales, para saber si, “además del trabajo que tienen de por sí, son capaces de atender a los enfermos covid”.

“Mientras se mantenga ese equilibrio, que aún se mantiene, no estaremos en la situación más grave. Pero, tal y como dijo ayer la consejera de Sanidad, bastantes de los que ahora están contagiados y enfermos, tendrán que acudir a hospitales y UCIs, y tenemos muchos contagiados. Por lo tanto, es lógico pensar que en unas semanas esa presión será más notable y más dura en hospitales y UCIs“, ha advertido.

Así, el portavoz del Gobierno Vasco ha explicado que, en la reunión que el consejo asesor del LABI (Plan de Protección Civil de Euskadi) mantendrá esta tarde, analizarán la situación, tras lo que el lehendakari, Iñigo Urkullu, “presentará un texto sobre el que se debatirá y los responsables de las distinas administraciones darán su opinión”.

En este sentido, ha recordado que la voluntad del lehendakari en este proceso es tomar como “fundamento” las razones científicas, epidemiológicas y sanitarias, y “compartir las decisiones” con los máximos responsables de las instituciones.

“El objetivo de hoy también es ese. Primero analizar la situación, posteriormente que el lehendakari haga una propuesta, y luego debatir esa propuesta con el resto de responsables y tomar una decisión acordada para adaptarse a la situación”, ha manifestado.

Zupiria ha asegurado que, “detrás de cada decisión, siempre hay un objetivo”, y que a los representantes políticos les corresponde “ser pedagógicos”. Así, ha explicado que “no siempre es fácil lograr una ventilación adecuada en sitios cerrados, cuando, para la ciencia, esos sitios cerrados son ahora los más peligrosos”.

Además, ha considerado que “nos cuesta mucho” mantener la distancia entre personas, aunque “es necesario”, y que “no deberíamos juntarnos con nadie que no sea nuestro compañero de cada día o la gente de casa”. “Las medidas a adoptar irán en esa dirección, en la de evitar esas sitaciones”, ha añadido.

En este sentido, y ante las posibles medidas a aplicar en el sector de la hostelería, ha señalado que “algunos prefieren mantener abiertos bares y restaurantes, aunque la carga de trabajo ahora sea menor, mientras otros dicen que prefieren que se les cierre, porque así tienen la opción de realizar ERTEs”.

“Por lo tanto, estamos en en análisis de la situación, y las decisiones se tomarán tomando en consideración los datos relacionados con la sanidad, y los relacionados con el trabajo de las personas y la situación de la economía”, ha asegurado.

“VIVIR DE OTRA MANERA”

Asimismo, el portavoz del Gobierno Vasco ha asegurado que la pandemia “nos pide vivir de otra manera”, aunque ha reconocido que se produce ante “un equilibrio complicado”, ya que, según ha dicho, “nos gustaría gestionar la situación sin tocar los derechos básicos de la gente, sin castigos, sin obigaciones y sin prohibiciones, responsabilizándose cada uno, pero estamos viendo que no es fácil”.

Además, ha considerado que la actual situación “no va a terminar enseguida” y que “perdurará en el tiempo”, hasta que “la ciencia encuentre el modo de hacerle frente a la enfermedad”. “Y no sabemos cuándo va a ser eso”, ha puntualizado.

De esta manera, ha señalado que lo más probable es que, tras la que vivimos actualmente, haya “otra u otras olas” del coronavirus, lo que exigirá a las instituciones tomar medidas para garantizar el sistema de salud, al ámbito económico garantizar que se pueda trabajar “en las condiciones sanitarias más adecuadas”, al sistema educativo mantener los centros “limpios y ordenados”. “Ya cada uno de nosotros, pensar que podemos estas enfermos y que podemos contagiar”, ha apuntado.

“Es un reto enorme, y no voy a negar que lo más probable es que los que hablamos en nombre de las instituciones no siempre logremos decir las cosas claras, y que a veces traslademos mensajes que parecen contradictorios”, ha explicado.

Comentarios de Facebook