Quantcast

El CSN informa instalación de una planta fotovoltaica en Almonacid de Zoritta (Guadalajara)

El pleno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), que ha retomado sus reuniones semanales tras el periodo estival y nuevamente de forma telemática, ha informado favorablemente el informe relativo a la instalación, en el término municipal de Almonacid de Zorita (Guadalajara), de una planta fotovoltaica por parte de la empresa Naturgy.

En el informe se analiza la potencial afección al Almacén Temporal Individual (ATI) de residuos radiactivos de la central nuclear José Cabrera.

Dicha empresa proyecta construir una planta fotovoltaica de 0,99 megawatios en dicho término municipal, a 350 metros al este de José Cabrera y a 100 metros del vallado del área protegida de la instalación. La potencial afección de la planta fotovoltaica sobre la central nuclear es el paso de vehículos y personas, tanto durante la fase de construcción como la de operación de la planta, según ha informado el CSN en nota de prensa.

La evaluación del proyecto concluye que no resulta necesario requerir a Naturgy la adopción de ninguna medida adicional. Sin embargo, se considera que con el fin de que el CSN pueda hacer un control y seguimiento adecuado del mantenimiento de las condiciones actuales de protección física del ATI, se informe al regulador sobre las medidas de vigilancia finalmente adoptadas para preservar la adecuada protección física del ATI, así como de las actuaciones futuras que Enresa se implementen en relación con la empresa titular de la planta fotovoltaica.

NUEVO ALMACÉN DE MATERIAL DESCLASIFICABLE

Asimismo, el Pleno ha informado favorablemente la solicitud presentada por la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos, S.A. (Enresa), titular de la central nuclear José Cabrera (Guadalajara), instalación que actualmente se encuentra en desmantelamiento, respecto al informe de resultados de las pruebas del nuevo almacén de material desclasificable denominado ‘antiguo almacén de repuestos’.

PROTECCIÓN CONTRA INCENDIOS EN VANDELLÓS II

Además, ha informado favorablemente la solicitud presentada por el titular de la central nuclear Vandellós II (Tarragona) sobre los aspectos relativos a la Protección Contra Incendios (PCI) derivados de la declaración del estado de alarma mediante Real Decreto 463/2020 de 14 de marzo.

En concreto, estos aspectos corresponden a la implantación de una modificación de diseño para la ampliación de la capacidad de los tanques de protección contra incendios, la realización de los simulacros trimestrales contra incendios que no pudieron llevarse a cabo debido a las medidas de prevención del contagio y, además, la ampliación del plazo establecido en la Instrucción Técnica Complementaria (ITC) para realizar las pruebas físicas de los integrantes de la brigada de PCI.

En este sentido, se ha informado favorablemente que la ampliación de este plazo aplicará exclusivamente a los integrantes de la brigada con las pruebas físicas superadas y en vigor, o en los tres meses anteriores a la promulgación del Real Decreto por el que se declaró el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19, de forma que, independientemente de la alternativa elegida para dar cumplimiento a las pruebas físicas exigidas en la ITC, estas puedan ser realizadas a lo largo de 2020 y que todos los miembros de la brigada dispongan de su capacitación renovada antes del 31 de diciembre de este año.

CONVENIOS

Por otra parte, el Pleno del CSN ha informado favorablemente la firma de un convenio entre el regulador y Empresarios Agrupados Internacional, S.A. (EAI), para la participación en el programa Cooperative Severe Accident Research Program (CSARP) del organismo regulador estadounidense, la US Nuclear Regulatory Commission (USNRC).

El objetivo de este convenio es permitir que EAI disponga de los códigos de cálculo y herramientas analíticas desarrolladas por la NRC en el ámbito de los accidentes severos, con el fin de uniformizar en nuestro entorno el conocimiento y uso de dichas herramientas, que forman parte del acuerdo que el CSN tiene establecido con la USNRC a este respecto.

La duración del Convenio comprenderá desde la fecha de su publicación en el BOE, hasta el 7 de enero de 2024, fecha en la que concluye la vigencia del actual acuerdo entre el CSN y la NRC sobre el CSARP. El CSN recibirá de EAI la cantidad de 2.500 euros al año en concepto de colaboración por el coste asociado a su participación en el mencionado programa.

Asimismo, el pleno también ha aprobado la propuesta de un convenio entre el CSN y la NEA/OCDE para la participación en el Proyecto de Intercambio de Registros de Incendios (Fire Incident Records Exchange).

Este proyecto, denominado FIRE por sus siglas en inglés, es un programa internacional promovido por la Agencia de la Energía Nuclear (NEA) de la OCDE lanzado en 2003 para fomentar la cooperación multilateral en la colección y análisis de datos relacionados con sucesos de incendio en las centrales nucleares.

La duración del convenio comprenderá desde su firma hasta el 31 de diciembre de 2022. Será prorrogable por un año y supondrá un coste para el CSN de 5.000 euros anuales.

OTROS ASUNTOS

El pleno también ha dado el visto bueno a tres procedimientos internos del organismo regulador. Uno de ellos sobre el Sistema Integrado de Supervisión de Centrales (SISC), otro sobre inspección de las instalaciones radiactivas y otras actividades reguladas y, por último, el procedimiento operativo de la base de datos de efluentes radiactivos (denominada ELGA).

Finalmente, el Pleno ha examinado la puesta en marcha de un proyecto de Transformación Digital, que constaría de cuatro fases hasta el ejercicio 2022, por importe de 2 millones de euros.

Comentarios de Facebook