Inicio Tu Ciudad

Covirán apuesta por el continente africano y abre su primer supermercado en Cabo Verde

Compartir

Covirán sigue atenta a las oportunidades que puedan surgir en mercados atractivos por lo que recientemente ha puesto las miras en territorio africano. El primer paso dado ha sido en Cabo Verde, un mercado que desde 2018 estaba siendo analizando y donde ahora se ha producido la primera apertura de un supermercado. Como siempre, la llegada de la Cooperativa a este país se produce de la mano de un socio local, conocedor de un territorio, un cliente y unos hábitos de consumo muy distintos a los europeos. 

El primer establecimiento de Covirán en el continente africano ha abierto sus puertas en Espargos, la capital de la Isla de Sal (Cabo Verde). La apuesta de la empresa y de su socio Vilamonte es testar a través de este negocio las oportunidades que pueda ofrecer el mercado para posteriormente, iniciar un proceso de expansión más dilatado en el país, lo que significaría la ampliación de nuevas superficies comerciales por otras localidades e islas del archipiélago del país. Con esa motivación, actualmente se están realizando labores de prospección en otros países como Guinea Bissau, Angola o Mozambique.

El supermercado, cuenta con 180 m2, trabajando las secciones de panadería, fábrica propria, frutas y verduras, congelados, charcutería y una bodega de excelencia.  Recibe el suministro de la mercancía desde la Plataforma de Sintra (Portugal), una nodriza con 10.000 metros cuadrados y más de 6.000 referencias, ofreciendo un aprovisionamiento ágil y eficiente. Por vía marítima, las navieras que conectan con el Archipiélago Caboverdiano acercan el suministro una vez a la semana, proveyendo al socio de todo lo necesario para dar respuesta al cliente, informa la cooperativa granadina en un comunicado recogido por Qué! Granada..

Patro Contreras, presidenta de Covirán, afirma que “Una cooperativa como la nuestra ha de sentirse orgullosa de ser la primera en asentarse aquí, más si cabe con la complejidad logística. A pesar de las diferencias culturales y de las particularidades del mercado africano, sabemos que existe una oportunidad en Cabo Verde así como en otros países africanos, de ahí el paso dado de la mano de un socio local”.