Quantcast

Castilla y León cierra bares, tiendas y polideportivos desde el viernes y pide actuar al Gobierno

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha anunciado este martes el cierre de los establecimientos de hostelería y restauración, los centros comerciales, establecimientos de más de 2.500 metros cuadrados y los centros deportivos desde las 00.00 horas del próximo viernes e inicialmente durante 14 días naturales.

Mañueco ha realizado este anuncio mediante una Declaración Institucional pronunciada tras la celebración de un Consejo de Gobierno extraordinario y de acuerdo con las recomendaciones realizadas por el Comité de Expertos ante el incremento de casos de Covid-19 en la Comunidad.

Así, el presidente ha detallado que se cierra la actividad de hostelería y restauración, que únicamente podrá trabajar para dar servicio a domicilio, a lo que ha sumado el cierre de centros comerciales y establecimientos individuales de más de 2.500 metros cuadrados.

Del mismo modo, cierran también las instalaciones y centros deportivos y queda prohibida la asistencia de público a eventos deportivos. A estas medidas se suma la suspensión de visitas a los centros de ancianos y de protección de menores.

No obstante, permanecerá abierto el comercio minorista en todos los casos con medidas de higiene y seguridad.

Como ha explicado Fernández Mañueco todas estas medidas entrarán el vigor a las 00.00 horas del próximo viernes 6 de noviembre, ya que tienen que ser sometidas a una ratificación judicial y ha explicado que la competencia de las autonomías durante este Estado de Alarma no permite “ir más allá”, por lo que ha exigido al Gobierno central que “asuma su responsabilidad” y “decrete las medidas que requiera la situación”.

El presidente ha defendido que desde la Comunidad se ha asumido en todo momento el liderazgo que “corresponde” desde la “planificación y la unidad” y con medidas basadas en las recomendaciones científicas del Comité de Expertos.

PRINCIPIO DE ACUERDO PARA EL PLAN DE CHOQUE

En este sentido, Fernández Mañueco ha pedido que no se “demonice” un sector como el hostelero y ya reclamado que se garanticen los apoyos a los sectores productivos afectados por el cierre con la extensión de los ERTEs y la aplicación de carencias en los créditos ICO.

El presidente ha anunciado que desde la Junta, por su parte, se espera cerrar cuanto en el seno del Diálogo Social las medidas de un Plan de Choque con 73 millones para el sector después de que este martes se haya alcanzado un principio de acuerdo que incluye el acceso a financiación con interés 0 y dos años de carencia.

Fernández Mañueco ha defendido que la hostelería ha cumplido con su “responsabilidad” en los últimos meses pero ha justificado la medida de cierre en la necesidad de limitar los contactos sociales, algo que ha extendido también al ámbito privado.

“Son medidas duras pero necesarias”, ha defendido el presidente quien ha pedido trabajar para atajar la pandemia “todos juntos, concienciados y unidos”.

En su Declaración Institucional Fernández Mañueco ha recordado que desde el principio de la pandemia se han adoptado decisiones “difíciles” pero “necesarias” con el fin de proteger la vida de las personas y con la unión de “política y ciencia” con las recomendaciones del Comité de Expertos.

Así, ha recordado que los datos son “alarmantes”, ya que desde mediados del mes de octubre el número de ingresos, de contagios y defunciones “han crecido”, lo que ha llevado a decretar un Estado de Alarma en el ámbito nacional.

“La propagación de la Covid afecta a todo el territorio y con igual virulencia en zonas urbanas y rurales, estamos en nivel de riesgo máximo según los niveles acordados Consejo Interterritorial de Salud”, ha manifestado Fernández Mañueco, quien ha hecho un llamamiento a la concienciación “social” y a la “responsabilidad individual”, ya que “está en juego la vida de muchas personas”.

Por último, en su intervención el presidente de la Junta ha recordado que en el ámbito sanitario el sistema en Castilla y León se ha reforzado con más test, más camas de UCI, más equipos de protección individual y respiradores. “Los profesionales se dejan la piel para proteger y atendernos con una presión nunca antes conocida Atención Primaria y centros hospitalarios”, ha concluido.

Comentarios de Facebook