Compartir

Su espectáculo lleva por título Rooms & Rituals y podrá verse este sábado 19 de octubre, a las 20.30 horas, en el Convento de Santo Domingo de Teguise

Los efectos sonoros creados por Karstad permiten que las doce voces del grupo puedan moverse libremente por el espacio, lo que hace de cada concierto suyo una experiencia única

Trondheim Voices es un innovador grupo noruego de improvisación vocal, integrado por doce cantantes solistas, que, desde 2001, desarrollan proyectos en los que, según ellos mismos afirman, “desafían los límites y el formato convencional de un concierto vocal, en constante búsqueda de nuevas vías de interacción entre cantantes, público, entorno y nuevas tecnologías”.

En Rooms & Rituals –el espectáculo que presentarán este sábado 19 de octubre en el Convento de Santo Domingo de Teguise y que servirá de cierre del 16º Festival de Música Visual de Lanzarote– la técnica vocal y el timbre de cada una de las cantantes permite la creación de amplios paisajes sonoros cargados de sutiles sonidos, ritmos ambientales y “momentos corales inquietantemente hermosos”. Así, junto con el uso de sus exclusivos dispositivos de efectos sonoros, diseñados por Asle Karstad, que permite que cada cantante se mueva libremente por la sala, generan una atmósfera envolvente y rompen la barrera del escenario convencional. Esto le brinda al público una experiencia auditiva única en la que, tanto los cantantes como la audiencia, entran en un constante estado de descubrimiento.

En su repertorio, la improvisación libre juega un papel vital que se completa con la incorporación de composiciones originales escritas por los miembros del grupo o por obras de compositores como Ståle Storløkken, Christian Wallumrød o Jon Balke, que también ha actuado en este 16º FMVL.

Las doce componentes de Trondheim Vocies son Sissel Vera Pettersen (directora artística), Tone Åse, Heidi Skjerve, Ingrid Lode, Siri Gjære, Mia Marlen Berg, Live Maria Roggen, Anita Kaasbøll, Torunn Sævik, Silje Karlsen, Kari Eskild Havenstrøm, Natali Garner. El músico Asle Karstad es el encargado de los efectos sonoros.