Compartir

La Institución trabaja en un mercado virtual que supla los mercados de fin de semana para que los productores realicen ventas directas a la ciudadanía

También elabora una campaña para incentivar el consumo de producto de la tierra

La situación compromete la supervivencia del sector primario

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, ha solicitado el apoyo de supermercados y grandes superficies para dar salida a los excedentes del sector primario debido al cierre de hoteles, restaurantes y mercadillos debido al estado de alarma, lo que ha provocado un drástica disminución de las ventas de los productos de agricultores y ganaderos.

Además, la Institución trabaja en la creación de un mercado virtual para que los productores puedan comercializar con sus clientes directamente y suplir así el cierre de algunos mercados de fines de semana, informó el consejero de Sector Primario, Miguel Hidalgo.

Para afrontar el cierre hotelero y del sector restaurador, el presidente ha remitido una misiva a los responsables del sector comercial de la alimentación para solicitarles, ahora más que nunca, su apoyo para la comercialización de los productos de Gran Canaria porque contribuyen a la economía, a la cultura y al medio ambiente de la Isla y de cada uno de los municipios.

La actual situación, originada por la pandemia del coronavirus, ha disminuido las exceptivas de negocio del sector primario y corre riesgo su supervivencia, lo que conllevaría a un retroceso de décadas en la oferta de productos de la tierra.

Se trata de un apoyo adicional al que ya realizan algunas de estas empresas dentro del programa Gran Canaria Me Gusta, una apuesta del Cabildo para fomentar el consumo de la producción agroalimentaria de la Isla en colaboración con productores, distribuidores y cadenas comerciales.

Para evitarlo, es necesaria la colaboración de las empresas de la distribución comercial y de los mercados municipales para que sean un escaparate y una plataforma de venta, y así se lo ha solicitado Morales.

Varios mercados municipales de la capital grancanaria ya han implementado los envíos a domicilio para solventar la disminución de ventas debido a las limitaciones de desplazamiento de los consumidores por el estado de alarma y de esta forma acercar los productos de la tierra hasta sus casas.

La Institución insular ya realiza además gestiones para poner en contacto a los productores más afectados con los responsables de compras de grandes superficies para dar salida a frutas como melones y naranjas, además de verduras, quesos y yogures.

Un millón de euros para minimizar las pérdidas del sector primario

El Cabildo de Gran Canaria ha puesto en marcha medidas destinadas a reforzar los servicios públicos, a apoyar a las personas más vulnerables y a reactivar la economía de Gran Canaria. Incluyen partida de un millón de euros para crear un mecanismo propio o conveniado para que los excedentes de productos del sector primario se integren en la red de distribución alimentaria que ya está en funcionamiento para minimizar las pérdidas del sector primario.

En esta línea, la Institución insular ya trabaja en el diseño de una página web, es decir, un mercado virtual, para que los productores realicen a través de ella la venta directa de productos de primera necesidad para envíos a domicilio en la que están inmersas las áreas de Soberanía Alimentaria e Industria y Comercio, en colaboración con la Cámara de Comercio de Las Palmas.

El objetivo es, en una primera fase, apoyar a los productores que no tienen en la actualidad canales de venta directos, y en el futuro crecer a nivel insular para tener una red de distribución local impulsada y coordinada por el Cabildo.

El consejero de Sector Primario explicó que esta acción se trabaja en coordinación con ganaderos, agricultores y sector pesquero, y que en la plataforma estarán enlazadas también todas aquellas empresas que ya habían puesto en marcha su propia tienda on line.

A su vez, la Institución insular también trabaja en el diseño de una campaña de concienciación para fomentar el consumo de productos de la tierra.